Acapulco, Gro. Septiembre 17, 2013.

Estamos ante una situación extraordinaria. Y yo creo que éste es el punto de partida para pedir a los habitantes de Acapulco, a los turistas que están aquí también varados, que entendamos que vivimos una situación climática extraordinaria y que frente a esta contingencia estamos actuando los tres niveles de Gobierno en la medida que tenemos la mayor posibilidad de acceder al abasto, a instrumentos, vías de transporte, que nos permitan llegar realmente a la gente que más lo necesita.
 Ahorita tenemos una prioridad, y es muy importante que le informemos a la gente qué es lo principal… Ayer lo más importante que teníamos era rescatar a las personas y llevarlas a lugares seguros.
Ahorita nuestra prioridad tiene que ver con el alimento y el agua a las personas que todavía están en zonas inundadas. Hicimos un recorrido por aire hace un rato.
Obviamente ha bajado bastante el nivel del agua, hay lugares que ya están en una circunstancia muy accesible; hay otros que no. Ahí debemos llevar los alimentos de manera prioritaria y el agua.
Es donde tenemos que concentrar nuestro esfuerzo. Hay gente, lo entendemos, que tiene angustia, que tiene desesperación, pero nuestra prioridad tienen que ser quienes no pueden moverse de sus casas, quienes están atrapados y que necesitamos que tengan alimento y que tengan agua.
Segundo, la gente que tenemos en los albergues.
Hoy mismo vamos a hacer un operativo para instalar módulos en los albergues que nos permitan ya tener el padrón para visitar esas casas una vez que pueda realizarse este trabajo directamente, como fue la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto. Y tercero, tenemos que garantizar que esa gente que está en los albergues tenga alimento y tenga un techo seguro.
Aproximadamente, en los albergues que hay en el estado están más de 12 mil personas y a esas personas las tenemos que cuidar y las tenemos que alimentar. Tenemos que garantizar que tengan acceso a todos esos bienes. Ya vendrá el momento de levantar el censo y demás, pero ahorita ésta es la prioridad y ésta es la concentración en que hemos estado, y creo que es importante destacar que también se está moviendo el gobierno del estado. Ustedes vieron directamente al gobernador hoy en la mañana, cómo fuimos a los lugares en los que está la gente formada para acceder a ese abasto, ver que tengamos de alguna manera posibilidad de que se abran estas tiendas, aunque sea de manera dosificada, Walmart, etcétera, para que tengamos ese abasto a disposición de la gente.
El propio gobernador ahí les dijo que se distribuya y nosotros nos hacemos cargo del asunto, tratando de resolver por lo menos ahí la circunstancia, aunque esa no es la gente.
Y como le dijimos en la mañana a las personas que estaban ahí, ustedes al menos pueden venir a formarse, hacer una fila aquí, a estas tiendas comerciales.
Hay gente que no se puede mover de sus casas y es la prioridad que ahorita tiene el Ejército, el que lleguemos a estas personas.
Ayúdennos a que la gente esté tranquila. Las lluvias seguirán, pero de manera intermitente, porque hay mucha información que genera angustia, que genera desesperación. Ahorita creo que todos tenemos que tener mucha responsabilidad frente a esta situación extraordinaria y dar tranquilidad a la gente de que, por lo menos, por el día de hoy, estamos actuando y estamos con lluvias pero no, para nada, ante un fenómeno que nos permita tener una situación de más riesgo del que ha habido. Básicamente, ayudarnos mucho en esta información. Los teléfonos, ustedes han visto, el 066 que se proporcionó por el gobierno del estado; el 068 que se proporcionó por la Secretaría de Turismo.
Estamos trabajando, pero también hay momentos en los que se nos caen las líneas por completo y hay momentos que, ustedes están viendo, tenemos problemas serios por momentos con las líneas de comunicación y eso también obstruye esta situación.
Bajo esta circunstancia es que estamos ordenando. Quiero hacer un reconocimiento tanto al Ejército como a la Marina, que nos están apoyando en esta circunstancia, pero como el mismo general nos ha informado, al mismo tiempo hay efectivos del Ejército trabajando aquí en Acapulco, en la Costa Chica, en La Montaña, en la Costa Grande, porque el fenómeno no sólo impactó a Acapulco, sino a todo el estado de Guerrero. Tenemos que atender toda la situación, aunque estemos concentrados aquí en Acapulco.
Desde aquí tenemos que desplegar toda nuestra capacidad. Así es que agradecemos mucho esta oportunidad de informarle a la gente y decirle que estamos aquí, de la mano, los tres niveles de Gobierno, el Ejército y la Marina, trabajando para llevarles estos bienes y garantizar que ya en una etapa posterior podamos levantar este censo de la gente que perdió sus enseres, la gente que sus casas quedaron afectadas. Ahí, en las casas, es que levantaremos ese padrón.
Casa por casa, para evitar que haya un mal manejo o que haya gente que se quiera aprovechar de esta circunstancia.
En los recorridos que hicimos hay gente que nos denunció que había personas que ya estaban queriendo hacer como de gestores.
Por eso el gobernador insistió mucho en que esto es directamente con las personas, en sus casas, para que podamos establecer el daño en particular, que fue la instrucción que nos dio el presidente Enrique Peña, y en función de eso hacer las gestiones para resarcir esos daños y para solucionar el problema de sus viviendas lo más rápidamente posible.
Gracias.