La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Diconsa y productores sociales chiapanecos establecieron una alianza para abastecer de granos a la población más necesitada del país, a través de la firma de un convenio de compra de 10 mil toneladas de maíz a los campesinos de Chiapas. 
 
El acuerdo, signado luego del Foro de Consulta Estatal para el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, “trasciende el asistencialismo, ya que busca incrementar la producción y el ingreso de los pequeños productores mexicanos para mejorar su calidad de vida”, afirmó la titular de la Sedesol, Rosario Robles Berlanga, quien firmó junto con el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, como testigo de honor. 
 
El director general de Diconsa, Héctor Velasco Monroy, enfatizó que de la mano de la Secretaría del Campo chiapaneca se acordó la compra inicial de 10 mil toneladas de maíz, lo que representa la cuarta parte de la compra total que realizará la  paraestatal este año.
 
Asimismo, la secretaria de Sedesol, señaló que “esta es la forma en que se cumplen los compromisos de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, de llegar a quienes menos tienen, como son las mujeres, los indígenas y los productores del campo, a través de una política de nueva generación que les dé trabajo y dignidad”.
 
Robles Berlanga señaló que Diconsa es una empresa con sentido social, que en la Cruzada Contra el Hambre tiene el propósito de alimentar a los que menos tienen pero, resaltó, el primer objetivo es apoyar a los pequeños productores sociales, haciendo a un lado el asistencialismo para fomentar la producción en el campo. 
 
Por su parte, el gobernador Manuel Velasco Coello calificó como un hecho sin precedente la firma del convenio, lo que demuestra que "la Cruzada Nacional Contra el Hambre cambiará el rostro de quienes menos tienen en los 55 municipios chiapanecos donde se tiene contemplado llegar".