Combatir el hambre, la pobreza y la desigualdad en las grandes ciudades es prevenir y actuar en favor de la prosperidad y la paz, afirmó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, durante la entrega de apoyos a beneficiarios de los programas sociales de la dependencia, durante una gira de trabajo realizada por Tamaulipas, dentro de las actividades del Mes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre (CNCH).

La titular de la Sedesol anunció, asimismo, que por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto, la tarjeta del Esquema de Apoyo Alimentario SINHambre será retroactiva al mes de enero, en beneficio de 12 mil familias en Nuevo Laredo, quienes podrán adquirir 14 productos alimenticios con alto valor nutricional, para compensar el impacto de la homologación del impuesto al valor agregado (IVA).

En el evento, entregó al presidente municipal de Nuevo Laredo, Carlos Cantú Rosas, recursos del programa de Empleo Temporal por 10 millones de pesos, que beneficiarán a 1,600 personas con jornales que les permitirán tener un mejor ingreso y, en consecuencia, una mejor alimentación.

En total, serán “120 millones de pesos más por parte de la Sedesol al municipio de Nuevo Laredo”, afirmó la secretaria de Estado.

Por otro lado, como parte del programa fronterizo en la zona norte y con el objetivo de fortalecer el tejido social entre las familias en pobreza extrema, Robles Berlanga anunció acciones de apoyo alimentario directo con los comedores comunitarios, que atenderán a 12 mil personas con dos comidas calientes diarias.

“La lucha contra el hambre no tiene colores ni signos partidarios; la lucha contra el hambre nos une a todos y nos convoca una sola bandera, una sola camiseta: la de México, porque todos somos mexicanos y tenemos los mismos derechos", señaló Rosario Robles en la sala Sergio Peña, de la Antigua Aduana de Nuevo Laredo.

Ante beneficiarias de Oportunidades y de la tarjeta SINHambre, añadió que a un año de la puesta en marcha de la Cruzada, tres millones de personas, de los 7 millones que conforman la población objetivo, “hoy ya comen mejor. Esto es prueba de que la Cruzada avanza y alcanza buenos resultados en favor de las familias en pobreza extrema, entre ellas las de Nuevo Laredo”.

“La Cruzada no se trata de dar, sino de participar de manera conjunta para sacar adelante a quienes menos tienen, como sucede en los comedores comunitarios, que aquí atenderán a 12 mil personas, y con la tarjeta SINHambre, que les permite adquirir 14 productos alimenticios de Diconsa para alimentar mejor a sus familias, para la nutrición de las niñas y los niños”, dijo.

Por otro lado, una de las beneficiarias del programa, Juana Salud Otero, afirmó que con los comedores comunitarios de la Cruzada se pretende que Nuevo Laredo sea una comunidad donde no haya una sola familia sin alimento.

"Lleve usted el agradecimiento de todo este pueblo al presidente Enrique Peña Nieto; el rostro de Nuevo Laredo no es un rostro sin esperanza, es un rostro que sabe recibir pero también agradecer. Éste es nuestro rostro de agradecimiento”, enfatizó.

En su intervención, el presidente municipal de esta ciudad, Carlos Enrique Cantú Rosas, agradeció los apoyos del gobierno de la República y del estado en favor de los habitantes de Nuevo Laredo. "Sea portadora, señora secretaria, de nuestro agradecimiento por todos los apoyos que estamos recibiendo en esta frontera”, acotó.

El delegado federal en Tamaulipas, Edgardo Melhem Salinas, afirmó que la tarjeta SINHambre es parte de un fondo fronterizo destinado para los que menos tienen; afirmó que actualmente el programa Oportunidades atiende a 125 mil familias en Tamaulipas y que la meta es incorporar, este año, a 47 mil familias a la tarjeta SINHambre, para un total de 173 mil familias derechohabientes.

Cabe destacar que con el Programa Fronterizo puesto en marcha por el presidente Enrique Peña Nieto se trabaja en los municipios de la frontera sur y del norte de país, entre ellos los de Tamaulipas, con especial atención a Nuevo Laredo, Guerrero, Mier, Miguel Alemán, Camargo, Díaz Ordaz, Reynosa, Río Bravo y Matamoros.

La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, entregó tarjetas SINHambre, recursos del Programa de Pensión para Adultos Mayores y del Seguro de Vida para Jefas de Familia. Posteriormente, visitó el Centro de Atención al Beneficiario (CABE) de Diconsa, donde se abastece de los 14 insumos básicos a las familias que han recibido esta tarjeta.

Ahí, la delegada de Diconsa, Ana Mónica García Velázquez, informó que en el marco de la Cruzada, se han abierto 61 CABE en toda la República, de los cuales el que atiende a mayor número de beneficiarios está en Nuevo Laredo, con 12 mil 336 personas.

Los 14 productos que se pueden obtener con la tarjeta SIN-Hambre son: harina de maíz, harina de trigo, leche en polvo, avena, maíz, frijol, arroz, atún, sardina, aceite, chocolate, café, chile y huevo.

En la entrega de apoyos de los programas sociales de la Sedesol estuvieron el secretario de Desarrollo Social de Tamaulipas, Homero de la Garza, en representación del gobernador Egidio Torre Cantú; el delegado federal de la Sedesol en la entidad, Edgardo Melhem Salinas; el presidente municipal de Nuevo Laredo, Carlos Erique Cantú Rosas Villarreal; la directora ejecutiva de "The Hunger Project México", Lorena Vázquez Ordaz, y el presidente de Banco de Alimentos de Caritas en Nuevo Laredo, Rogelio Alcortas.

23114 chome 2jpg

23114 chome 3jpg