La Cruz Roja Mexicana formalizó ante la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, su adhesión a la Cruzada Nacional Contra el Hambre al firmar un convenio de colaboración para apoyar con sus recursos las acciones en favor de la gente que vive en pobreza extrema y con carencia alimentaria.

Durante la firma del convenio, la titular de la Sedesol citó que la Cruzada es una estrategia de inclusión y bienestar social que busca apoyar a millones de mexicanos en condiciones de pobreza extrema y con carencia de acceso a la alimentación, por lo que dio la bienvenida al respaldo ofrecido por la benemérita institución con su red de 500 delegaciones estatales para distribuir alimentos a las localidades objetivo de la Cruzada, como siempre lo ha hecho la Cruz Roja Mexicana: con eficacia, transparencia, sentido humanitario y solidario para quienes más lo necesitan.

“No ha habido desastre o contingencia donde no haya estado presente la Cruz Roja Mexicana en sus más de 103 años de historia; donde un mexicano sufre un accidente, una eventualidad que pone en riesgo su vida, se hace presente de inmediato con sus servicios médicos y con su profundo sentido humanitario”, reconoció Robles Berlanga.

“En esta institución no hay descansos, no hay puentes ni fines de semana; se trabaja permanentemente por la gente, por lo que hoy es una fortuna que se sume toda esta gente, todo este talento, todo este bagaje a la Cruzada Nacional Contra el Hambre”, agregó.

Agregó que la Cruz Roja, más que un edificio, ambulancias o instalaciones hospitalarias, es un anhelo de hermandad, una fuerza solidaria que radica en el corazón de todos los mexicanos; es el deseo de dar, de entregarse a los demás.

Por su parte, Fernando Suinaga Cárdenas, presidente de la Cruz Roja Mexicana, expuso que para la institución es un orgullo poner toda esa infraestructura y trabajo humano, así como la experiencia en desastres, a una titánica y loable labor como es la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

“Este es un nuevo reto para las mujeres y los hombres de la Cruz Roja Mexicana, que asumimos con compromiso y dedicación, porque el problema del hambre nos atañe a todos, y nuestra benemérita institución, que predica con las causas humanitarias, no es la excepción”, continuó.

Enumeró ocho acciones en las que participará la Cruz Roja Mexicana en la Cruzada Nacional Contra el Hambre:

  • Implementación del Programa Educativo para la Prevención de la Salud y de la Vida de las Niñas y de los Niños, que incluye temas de nutrición, desarrollo y salud materno-infantil.
  • Implementación del Programa de Educación en Nutrición.
  • Impartición del Taller Elemental de Centros de Acopio.
  • Impartición del Taller de Huerto Urbano y Tecnologías Caseras y del Taller Infantil sobre Hábitos Alimenticios.
  • Apoyo y participación en la logística y distribución de ayuda, elaboración de censos y evaluación de daños.
  • En algunos municipios implementaremos Caravanas de la Salud.
  • Entrega de alimentos y algunos otros enseres.
  • Participación en la Ruta Contra el Hambre en los 120 municipios donde se pretende implementar y donde contemos con instalaciones de Cruz Roja Mexicana.

Robles Berlanga comentó que la Cruz Roja puede llegar a muchos lugares de difícil acceso y destacó la importancia de la participación de alrededor de 42 mil socorristas, jóvenes y damas voluntarias en la Ruta Contra el Hambre.

Atestiguaron la firma del convenio, por la Cruz Roja Mexicana, los vicepresidentes Francisco Xavier Briseño Ramírez y Eduardo Saturnino de Agüero Leduc, así como el director general, Adrián Ruiz Briseño. Por la Sedesol estuvieron el subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación, Juan Carlos Lastiri Quirós, y el jefe de la Oficina de la Secretaria, Ramón Sosamontes Herreramoro. 

 Descarga esta información en formato PDF