Tlapa, Gro., a 6 de mayo de 2014
Versión estenográfica del mensaje de la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, durante la clausura del Encuentro Médico Quirúrgico de Oftalmología.
 Muchas gracias, muy buenas tardes a todos, a todas. Les agradezco muchísimo su presencia esta mañana y les reiteramos el saludo del presidente Enrique Peña Nieto que, como lo dijo Don Martín ¡Está cumpliendo! Él vino a Guerrero, vino a Tlapa, y dijo que Guerrero no iba a quedar como estaba y que ustedes vieron, por la lluvia tan intensa, sino que estaría mejor.
Y qué mejor manera que operar a gente que no veía, que no tenía esta posibilidad tan importante para hacerlo; creo que, como dijo Don Martín, es un motivo de alegría para todos nosotros, de orgullo y de reconocimiento a este equipo médico que comanda el director del Seguro Social, así como otros doctores, el doctor Galindo, muchas gracias, un aplauso enorme, enorme, de todos a estos doctores y doctoras, además de la responsable del Programa Oportunidades porque gracias a ello los doctores vienen aquí a convivir con ustedes, a estar 10 días aquí en este Encuentro, a lograr que la condición de salud y la propia calidad de vida de todos ustedes, mejore.
Y creo que no hay nadie mejor que ustedes para que nos puedan decir que todo esto les ha cambiado la vida. Varias personas ya han hablado, ya han dicho lo que el Gobierno está haciendo, yo solamente quisiera pedir a ustedes que me den su testimonio. ¿Quién de ustedes quisiera decir lo que siente? Doña Rosalina, usted, que tanto nos platicaba su marido. Llevamos el micrófono para allá, no se mueva.
Testimonio Doña Rosalina: Buenas tardes a todos los doctores, doctoras, que nos atendieron; muchas gracias porque podemos ver ahorita.
Cinco años que llevaba sin ver a nadie, cinco años que me pasé llorando y ahora, gracias a Dios, llegó el milagro ¡Ya veo! Gracias a los doctores que están aquí, gracias a nuestro presidente Peña Nieto, gracias por ayudarnos para operarnos en estas enfermedades que tenemos, pero ahora muchas gracias, muchas gracias a todos los doctores, muchas gracias al presidente de la República y al presidente municipal de Tlapa, que está muy al tanto de nosotros los pobres, porque no tenemos recursos para operarnos.
Ahora, con esta campaña, estamos bien agradecidos y ojalá y nunca se olviden de nosotros. Ojalá, Dios quiera, que ojalá vengan otra vez para curar, porque todavía quedaron muchas personas que, la otra vez que vengan, las van a operar.
Primeramente Dios y gracias a ustedes, estamos bien. Ya vi a toda esta gente que hay; ya veo, pero antes no veía nada; me andaban jalando, me andaban guiando por donde sea. Ahora, gracias a Dios, llegó el milagro del Señor y con ustedes, gracias a nuestro presidente de la República, Peña Nieto, gracias. RRB: Muchas gracias Doña Rosalina. Por supuesto que el presidente municipal de aquí de Tlapa siempre está al pendiente y apoyándonos. Y está también el doctor Lázaro Mazón, que es el secretario de Salud, también de aquí del estado, que siempre está con el corazón puesto por delante, trabajando a favor de la gente y colaborando con nosotros, al igual que Ernesto Aguirre y Betty, la secretaria de Desarrollo Social.
Yo quisiera pedirle a alguno de los que traen lentes negros, es porque los acaban de operar; quisiera A ver, aquí el señor, por favor, pásenle el micrófono. Si nos dice su nombre y cómo se siente. Testimonio: Buenos días, mi nombre es Anselmo Sevilla. Vengo de la comunidad de la Trinidad, en La Libertad. Me da mucho gusto ver este evento (llanto). Me siento contento de que se preocupe por nosotros .
Gracias por todo lo que nos brindan, gracias a todos los doctores.
 RRB: A ver, aquí la señora Crista Testimonio: Muchas gracias. Por fin tengo una vida, no podía ver. Gracias a ustedes, a Peña Nieto, gracias a usted, muchas gracias porque nos brindaron este apoyo. Fue excelente la operación, muchas gracias.
RRB: Gracias a usted, muchas gracias. Pues yo creo que a todos nos conmueven estos testimonios de felicidad, de saber que la vida de todas estas personas está cambiando. Nos platicaba hace un rato una persona de las que estaban allá adentro que él es campesino y ahorita se operó nada más un ojo, porque se tiene que ir a sembrar, porque ya es el tiempo de siembra, pero que ya regresará.
Y como aquí ya se comprometieron a que van a regresar, pues ahí tendrá la oportunidad de operarse el otro ojo que le faltó. La cosecha se irá dando y él podrá resolver completamente su problema. La Cruzada Nacional Contra el Hambre no es solamente el que puedan ustedes tener acceso a la alimentación, y aquí en la montaña es muy importante porque, como ustedes saben, tenemos más de 300 comedores comunitarios, aquí en la montaña, donde niños y niñas, mujeres embarazadas y adultos mayores asisten. Aquí en Tlapa tenemos 17 comedores comunitarios. Y luego estas brigadas de salud, estos encuentros que brindan un acceso a la salud.
Primero fue el Encuentro Ginecológico-Oncológico, que atendió a más de 167 mujeres para detectar si tenían algún problema, y las atendieron y las canalizaron; les resolvieron, a muchas de ellas, el problema que tenían. Ahora este encuentro para operarse cataratas y ahí mismo detectar si tienen algún otro tipo de problema. Este es el esfuerzo que está haciendo el Gobierno de la República en favor de los que menos tienen, de los más pobres del país, de la región tan olvidada como la montaña de Guerrero, en la que estamos trabajando permanentemente de la mano del gobierno del estado, del gobernador Ángel Aguirre Rivero. Yo quisiera pedir a todas las mujeres que están aquí, que levanten la mano todas las que están en Oportunidades. Levantan la mano, por favor, para que vean que ninguna mujer indígena ha sido excluida del programa Oportunidades; no serán excluidas del Programa Oportunidades. Las mujeres indígenas tienen todos los derechos, toda la garantía de participación en el programa de Oportunidades, porque es la decisión, y ese es el compromiso del presidente Enrique Peña Nieto: no sólo de que Oportunidades se mantenga, sino de que Oportunidades se fortalezca, y por eso hemos incorporado a más de 600 mil familias en un poco más de un año de Gobierno a este programa que también permite el acceso a este servicio de salud.
No nos queda a nosotros más que agradecer a todos ustedes, agradecerles su confianza en el Gobierno.
Como dijo Don Martín, que él ya tiene no sólo la luz de sus ojos, sino del corazón, nosotros, creo que todos los que estamos aquí, nos vamos también con esa luz de felicidad, que esto es lo que está trabajando el presidente de la República para la felicidad de todos los mexicanos.
 Muchas gracias