El gobierno de la República realiza un gran esfuerzo para resolver la problemática de la pobreza extrema y el hambre en la montaña de Guerrero, afirmó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga.

“Estamos haciendo todo el esfuerzo para que la gente tenga acceso a la alimentación, porque la montaña tiene hambre desde hace siglos; por eso está en la Cruzada Nacional Contra el Hambre, porque es una de las regiones más pobres del país”, agregó. 

Explicó que desde que se puso en marcha la Cruzada, meses antes de la emergencia climatológica, se trabaja el tema alimentario en la montaña, zona donde más comedores se han instalado, además de llevar programas como Oportunidades, IMSS-Oportunidades y Opciones Productivas, para que la gente tenga ingresos para poder comprar sus alimentos.

Reiteró la titular de la Sedesol que “nuestra prioridad es que los habitantes de esa región tengan acceso a la alimentación, a proyectos productivos, sobre todo considerando que algunos municipios habían sido afectados por una tromba anterior a “Ingrid” y “Manuel”, como Malinaltepec, y localidades como Tilapa y Tierra Colorada”.

En Tilapa ya se había instalado un comedor comunitario y a Malinaltepec, un municipio severamente dañado, se le da un tratamiento especial. “Teníamos comedores en Tilapa y Tierra Colorada, y a través de la Sedesol logramos acelerar el proceso para que a la gente se le pagaran los seguros de sus cultivos de café, plátano y maíz, por los daños ocasionados por la tromba anterior. Se ha estado trabajando ahí desde el mes de enero”, explicó.

En el caso de Tilapa, en conjunto con el gobierno del estado, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) está por emitir una recomendación para la posible reubicación de la comunidad, debido a las afectaciones ocasionadas por la tromba anterior, por lo que sus habitantes están en busca de áreas de reubicación, para lo cual han estado conversando con el gobierno del estado.

Asimismo, dio a conocer que por gestiones del gobierno estatal, el dos de diciembre llegará una empresa para analizar en campo las recomendaciones del Cenapred y determinar qué poblados serán reubicados y cuáles pueden ser sujetos de acciones de remediación.

Robles Berlanga puntualizó que desde el primer momento de la contingencia ocasionada por “Manuel”, lo primero que se decidió fue alimentar a la montaña, “donde ya veníamos trabajando con los comedores comunitarios, que fueron de gran utilidad durante la emergencia”.

“Sabíamos de la situación en esa región, una de las más pobres del país, donde están los municipios más pobres de México, por lo que nuestra atención se centró de manera significativa en una estrategia para que la gente tuviera qué comer”.

Se distribuyeron despensas, frijol, maíz; se abrieron a toda la población los comedores comunitarios; se hizo toda una labor de apertura de los caminos de y hacia las comunidades aisladas, para que la gente tuviera acceso a los alimentos, y se ha trabajado de manera especial con los campamentos, mencionó.

La gente de la Sedesol, con el subsecretario de Desarrollo Comunitario y Participación Social, Javier Guerrero, ha estado recorriendo todos los municipios junto con Nuvia Mayorga, Directora General de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), y nos hemos reunido con los alcaldes de todos los municipios de la montaña, con quienes estuvo recientemente el presidente Enrique Peña Nieto.

La secretaria de Desarrollo Social dijo que “se han hecho muchas cosas que permiten tener la claridad de que en la montaña hay una circunstancia de contención de cualquier situación crítica que pudiera presentarse, al grado que en los campamentos se realizan acciones importantes, porque sabemos que se viene una temporada de fríos que tenemos que alertar”.

Al respecto, la directora de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga Delgado, explicó que existe toda una estrategia del gobierno de la República que se vio antes de que terminara el primer semestre del año.

Explicó que en Guerrero hay 27 municipios de alta y muy alta marginación, entre los que destaca la montaña, con 967 localidades, por su rezago histórico, por lo que se identificaron geográficamente los puntos a atender dentro de la Cruzada Nacional Contra el Hambre y ahí se han instalado 339 comedores comunitarios, el 51 por ciento del total en el estado.

Además, puntualizó, se han entregado más de 585 toneladas de maíz, 87 de arroz, 14 de frijol y más de 113 mil despensas.

Por su parte, Javier Guerrero García, subsecretario de Desarrollo Comunitario y Participación Social de la Sedesol, dio a conocer que “cuando sucedió la contingencia, nosotros ya estábamos ahí, con una estrategia de participación social y comedores comunitarios, al grado que antes del 15 de septiembre ya había 46 comedores en la región”.

Dio a conocer que la montaña de Guerrero tiene 19 municipios y cerca de 715 localidades, sin contar anexos ni rancherías. 

El funcionario federal señaló que “ya en la contingencia por la tormenta tropical “Manuel”, se realizaron labores entre el 15 y 16 de septiembre para el restablecimiento de la energía eléctrica y reabrir el camino a Puebla, pero encontramos muchas comunidades, muchas cabeceras municipales incomunicadas, por lo que el primer eje de acción fue abrir accesos, comunicar a las comunidades, a las cabeceras municipales”. 

Finalmente señaló que, debido a que continúan las lluvias y a las condiciones de las laderas, se sigue haciendo ese trabajo. “Tenemos maquinaria en forma permanente, trabajando para mantener los caminos abiertos; hemos pasado de 250 comunidades incomunicadas en octubre a alrededor de 50, entre anexos y rancherías, a las que abrimos accesos con maquinaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y de los gobiernos estatal y municipales”.

Descarga esta información en formato PDF