El Consejo de Administración de Diconsa aprobó la apertura de 34 tiendas comunitarias en localidades de muy alta marginación, consideradas en la Cruzada Nacional Contra el Hambre cuya población dispersa, estimada en más de 50 mil habitantes, no cuenta con una fuente de abasto.

Actualmente, el Programa de Abasto Rural proporciona cobertura a 5 mil 472 localidades indígenas con 5 mil 975 tiendas comunitarias, que benefician a más de 14.4 millones de habitantes, quienes acceden a productos básicos de calidad con un ahorro de hasta 16 por ciento.

En la sesión ordinaria 105 del Consejo de Administración de Diconsa se mencionó también que las localidades donde habrá nuevas tiendas se ubican en los estados de Chiapas, Oaxaca, Puebla, Estado de México, Guerrero y Veracruz, entre otros, donde está en marcha la primera etapa de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Las comunidades que se atenderán tienen poblaciones menores de 200 personas, por lo que no cumplen con las reglas de operación de Diconsa; sin embargo, por encontrarse en situación de pobreza extrema y carencia alimentaria, se abrirán los establecimientos para hacer llegar a la población indígena productos de alto valor nutricional a precios accesibles.