Tenemos que trabajar desde abajo, desde el territorio, para alinear recursos y acciones a favor de los más pobres, tanto en los lugares más remotos de las áreas rurales como en las zonas urbanas, instruyó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, a los 125 presidentes municipales del Estado de México, en la inauguración del Taller de Capacitación sobre el Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social Municipal (FAIS).

En el Centro Cultural Mexiquense, donde estuvo acompañada por el gobernador Eruviel Ávila Villegas, la titular de la Sedesol señaló que los recursos del Ramo 33, que ascienden a 57 mil millones de pesos, deberán aplicarse en tres grandes aspectos: servicios en la vivienda; calidad de la vivienda y alimentación, para impactar realmente en la población y en los indicadores del Consejo Nacional Para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). 

En servicios en la vivienda, dijo la funcionaria federal, debe dotarse de agua potable, drenaje, saneamiento y electrificación a las comunidades más marginadas y alejadas, pero también en las zonas urbanas; trabajar en la calidad en la vivienda, porque no basta con pisos firmes, tenemos que llevar techos y muros firmes para incidir en la evaluación del Coneval, así como alimentación, porque no podemos estar tranquilos mientras haya personas que no tengan lo suficiente para comer.

Destacó que con la visión de federalismo social del gobierno de la República, se deben redoblar esfuerzos y concurrencias de los programas sociales para modificar verdaderamente las condiciones de vida de los 53 millones de mexicanos en pobreza, de los cuales 36 millones viven en las zonas urbanas, donde debe reconstruirse el tejido social para evitar la polarización y el encono.

Durante la firma del Convenio del Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social Municipal y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal, la titular de la Sedesol señaló que el propósito de la Cruzada Nacional Contra el Hambre es alinear los recursos de infraestructura social para apoyar a los más pobres con comedores comunitarios y otras acciones que fortalezcan la capacidad institucional del municipio, que deberá priorizar a los centros urbanos y a las comunidades rurales alejadas y marginadas.

"Tenemos que trabajar desde abajo; convertir al territorio en el eje articulador”, explicó. Esa es una de las características de la política social de nueva generación impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto.

Ustedes, dijo a los presidentes municipales, “son el vínculo más cercano a la gente, y eso significa sumar esfuerzos, en cumplimiento a las leyes General de Desarrollo Social y a la de Coordinación Fiscal", para luego recordarles que uno de los objetivos de los gobiernos es procurar bienestar social a su población.

Explicó que “entramos a una nueva lógica en cuanto a la aplicación de recursos del Ramo 33, particularmente en el Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social (FAIS), donde se incentivará a quien cumpla con reducir los indicadores de la pobreza, a diferencia de lo que sucedía en el pasado.

"Estamos generando este gran esfuerzo de coordinación, no para satisfacer caprichos, sino para alinear los recursos en función de los indicadores del Coneval y del Inegi, con la convicción de que ustedes, los alcaldes, sean agentes de cambio de la realidad social; del anhelo por servir a los ciudadanos que habitan en sus comunidades y que deben ser el corazón de cada una de sus acciones", concluyó la secretaria Robles Berlanga.

Por su parte, el subsecretario de Desarrollo Social y Humano de la Sedesol, Ernesto Nemer Álvarez, afirmó que con este taller se fortalece la política social de nueva generación del presidente Enrique Peña Nieto, al reconocer al municipio el papel central de la gestión y solución de demandas de la población.

"Partimos de un nuevo federalismo, donde los municipios serán protagonistas para la solución de un reclamo histórico: la atención de los rezagos y de la pobreza; para que con una visión de complementariedad y coordinación se puede atender de manera más eficaz la situación de 7 millones de mexicanos en condiciones de pobreza extrema alimentaria", enfatizó.

En el evento estuvieron el subsecretario de Prospectiva, Planeación y Evaluación de la Sedesol, Juan Carlos Lastiri Quirós; el coordinador de Asesores de la Sedesol, Enrique González Tiburcio, y el delegado de la dependencia en el Estado de México, Fernando Alberto García Cuevas.

Asimismo, asistieron la secretaria estatal de Desarrollo Social, Elizabeth Vilchis Pérez; la presidente municipal de Toluca, Martha Hilda González Perez; Marcela Andrade Martínez, de la Secretaría de Hacienda, y Salim Arturo Orcí Magaña, de la Auditoría Superior de la Federación. 

240114 FAIS EDOMEX 02jpg

240114 FAIS EDOMEX 03jpg
Descarga esta información en formato PDF