México, D. F., a 9 de abril de 2013.

Intervención de la Mtra. Rosario Robles Berlanga, secretaria de Desarrollo Social, durante la firma del convenio de colaboración Nestlé-Sedesol, Cruzada Nacional Contra el Hambre.

Señor Marcelo Melchior, presidente Ejecutivo y presidente del Consejo de Administración de Grupo Nestlé México.
Muy bienvenido aquí a la Sedesol, estás en tu casa. Distinguidos invitados.
Enrique, muchas gracias por tu presencia.
Enviamos por tu conducto un saludo afectuoso al secretario, sabemos de su compromiso con la Cruzada Nacional Contra el Hambre, el trabajo y el esfuerzo que ya hemos emprendido para trabajar en este proyecto tan ambicioso.
La verdad, agradezco muchísimo que el día de hoy podamos firmar este convenio de colaboración entre Nestlé y la Secretaría de Desarrollo Social. Quiero decir que fueron de los primerísimos que nos tocaron la puerta para sumarse a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, con mucha sensibilidad social, con mucho compromiso, con mucho interés de participar. Soy una convencida de que estas alianzas público-privadas fortalecen, suman, multiplican y nos permiten realmente ir hacia lo que nos interesa, que es el bienestar de millones de mexicanos. Más, cuando estamos hablando de empresas tan fuertes, tan importantes como Nestlé.
 Para nosotros es un honor que tengan confianza en la Cruzada Nacional Contra el Hambre, y tengan confianza en el Gobierno.
Quiero, a través mío, expresarle el agradecimiento del presidente Enrique Peña Nieto por su disposición. Yo creo que lo que vamos a hacer conjuntamente es muy importante.
Primero, porque soy mujer. Entonces, me parece realmente importantísima esta capacitación a 15 mil mujeres, que después pueden ser capacitadoras de otras mujeres para que emprendan su propio pequeño negocio, su micro empresa. Esto está en el espíritu total de la lógica de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que hemos dicho que no se trata de ir a distribuir despensas, sino se trata de alentar, de organizar, de promover, que sea la gente la que salga a través de su propio pie. Y ésta es la posibilidad de tener su propio negocito, su microempresa. A estas mujeres les va a generar la posibilidad de un ingreso propio que las ayude a ellas y a sus familias. Estamos trabajando en una de las vertientes más importantes de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que es su vertiente productiva, que es la inclusión productiva, que es el generar ingreso, no solamente por una transferencia monetaria del Gobierno a una mujer, sino a partir del trabajo de estas mujeres.
Entonces, es realmente importante que vayamos a este proceso de capacitación; el que Nestlé ponga todo lo necesario para capacitar a estas mujeres, y que lo hagamos, además, alineados con un esfuerzo de nutrición, porque éste uno de los grandes objetivos de la Cruzada Nacional Contra el Hambre: disminuir la desnutrición infantil, disminuir la desnutrición en madres que están embarazadas o que están amamantando a sus hijos; aumentar los indicadores de crecimiento de niños y niñas, y qué mejor que la madre, que sabemos es fundamental, qué mejor que ella reciba esta capacitación, reciba esta orientación en nutrición, para que sus hijos coman mejor, para que sus hijos tengan mejores posibilidades de desarrollo.  Pues aquí estamos, con un círculo virtuoso, que además cerramos con el Instituto Nacional del Emprendedor, en esta lógica de coordinación transversal, porque la Cruzada Nacional Contra el Hambre no sólo involucra a la Secretaría de Desarrollo Social, sino a todas las secretarías del Gobierno federal, y todas estamos haciendo un esfuerzo muy grande por coordinarnos y, a partir de proyectos concretos, podemos encontrar espacios de coordinación; un espacio para ejercer este proceso de concurrencia, porque no es fácil romper las inercias de aislamiento que heredamos, que venía implementando cada Secretaría por su lado, y construir toda esta coordinación que está siendo un reto maravilloso, que poco a poco hemos ido consolidando.
Así que, estaremos trabajando de la mano. Y también está la otra parte, relacionada con el apoyo a los pequeños productores de café y de leche. Yo creo que esto va directamente a otros de los grandes objetivos de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que es promover la producción de alimentos y apoyar a nuestros productores de alimentos, a nuestros productores nacionales. Qué importante que, como ya lo viene haciendo Nestlé pero ahora con mayor fuerza, se apoye a estos productores adquiriendo sus productos, porque la producción de café es la ruta del hambre y de la pobreza. En este país la inmensa mayoría de los cafetaleros es gente muy pobre. Entonces, ahí vamos a estar trabajando por la vía productiva otra vez, en mejorar las condiciones de vida de estos mexicanos. Y, por supuesto, la producción de leche, de los productores de leche, el poder comprar su producto, es algo muy relevante, en un contexto en que nuestros productores de leche muchas veces no encuentran el espacio ni el lugar a partir del cual puedan vender sus productos.
Entonces, es una alianza público-privada de gran significado, porque aquí articulamos muchísimos esfuerzos.
También articularemos el esfuerzo de la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos, con los que estamos también trabajando de manera muy importante y que, a partir de los  Alimentos queremos canalizar una parte muy importante de las donaciones que obtengamos como parte de la Cruzada Nacional Contra el Hambre. Hemos dicho que no queremos hacerlo como gobierno, sino que sean esas instituciones acreditadas, que ya tienen una gran experiencia, los canales para que realmente todo el mundo tenga confianza de que lo que dona, de que lo que está aportando a la Cruzada Nacional Contra el Hambre está realmente llegando a donde queremos que llegue, a esos niños, a esas niñas, a esas mujeres, a esas comunidades, a esas familias.
Así que, muchísimas gracias.
Lo hemos dicho a lo largo de todos estos días. Realmente estoy muy contenta, porque cada vez se suman más esfuerzos a la Cruzada Nacional Contra el Hambre. Vengo de firmar un convenio con la Universidad Nacional Autónoma de México, que suma todo lo que es esta institución, la más grande en este país, a la Cruzada Nacional Contra el Hambre.
Hay empresas, fundaciones de empresas, que en la medida en que ven que estamos firmando convenios, ya están hablando de que también quieren estar. Entonces, es muy bueno, porque ustedes jalan a otros a que se suban a este esfuerzo que, como lo hemos dicho, no es un esfuerzo del Gobierno, es un esfuerzo del Gobierno y de la sociedad.
La Cruzada es de todos. La Cruzada es un compromiso ético que tenemos todos los mexicanos con quienes menos tienen.
La Cruzada es un desafío para abatir el hambre, para terminar con este flagelo que no podemos permitir, que es inadmisible en pleno siglo XXI. Así es que muchísimas gracias. Muchas gracias a todos por su presencia, por estar el día de hoy aquí con nosotros. Muchas gracias por esta dulce noticia de estar firmando este convenio.
 Lo hemos dicho y lo hemos reiterado a lo largo de todos estos días: Gobierno y sociedad juntos vamos a mover a México.
Ya lo estamos moviendo. 
 Muchas gracias.
 ooOoo