México, D.F., a 12 de septiembre de 2013
La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, pidió a las delegaciones de la dependencia en los estados de Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Yucatán, Campeche, Tabasco, Veracruz y Tamaulipas, estar alertas ante el pronóstico de lluvias superiores a los 300 milímetros en los próximos días.

Según el Sistema Meteorológico Nacional (SMN), las lluvias obedecen a la presencia de una zona de inestabilidad en el Golfo de México y en el Océano Pacífico, que afectarán a los estados en ambos litorales.

El propósito de la alerta es que las precipitaciones no pongan en riesgo la vida de los habitantes de esas entidades ni afecten su patrimonio familiar, por lo que la titular de la Sedesol hizo un llamado a activar acciones preventivas y a disponer lo necesario para atender las necesidades de la población en caso de una contingencia, para poder actuar con toda oportunidad.

Se estima que los fenómenos meteorológicos afectarán gravemente la Península de Yucatán y el Golfo de Tehuantepec, en donde se esperan abundantes lluvias en los próximos días y, conforme avancen hacia el noroeste, originarán una gran acumulación de agua en las regiones Istmo-Costa, Soconusco, Frailesca y Sierra, superior a los 300 milímetros.

De acuerdo con el SMN, la zona de inestabilidad afectará también a Campeche; mientras que la onda tropical número 19 se extenderá sobre el sur del Golfo de México y sureste del país, provocando lluvias muy intensas en Chiapas, Oaxaca y Veracruz.

Mientras tanto, en Baja California Sur, el Comité de Evaluación de Daños, que encabeza el gobernador Marcos Covarrubias Villaseñor y coordina la delegada de la Sedesol, María Luisa Araceli Domínguez Ramírez, entregó al director adjunto del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), Mariano González Aguirre, los resultados del trabajo efectuado por los tres niveles de gobierno en los municipios de Loreto y Comondú, tras la tormenta “Ivo”.

En el documento se reportaron daños por mil 287 millones de pesos, y se plasma el desglose del trabajo efectuado por las dependencias federales, estatales y municipales durante siete días, para resarcir los daños del fenómeno meteorológico del pasado 25 de agosto en estos dos municipios decretados por la Secretaría de Gobernación (Segob), como zonas de desastre.