Gracias y muy buenas tardes. Estamos muy muy contentos de estar en Baja California Sur. Estamos muy contentos de estar en la compañía del señor gobernador, de Carlos Mendoza Davis, que frente a ustedes se acaba de comprometer a que juntos, el gobierno federal, el gobierno del estado, trabajemos de la mano y terminemos de transformar la realidad de Baja California Sur.

Estoy muy contento de que junto con él estén los presidentes municipales. De Loreto, de Mulegé, de Comondú, de La Paz y de Los Cabos, y que hayan expresado su voluntad de sumarse también al esfuerzo que juntos vamos a realizar.

Me entusiasma que se haya hecho acompañar de los poderes. El presidente del Tribunal, el presidente del Congreso.

Me siento muy contento de que estén los diputados federales, de que esté el senador de la República, porque eso manda una señal clara de que en Baja California Sur vamos a caminar de la mano y vamos a trabajar juntos.

A Baja California Sur le está yendo muy bien. Es un estado que crece y que crece mucho. Es un estado que consolida su seguridad. Es un estado en donde se siente el entusiasmo de los sudcalifornianos por construir un mejor destino. Es un estado, sin embargo, que sigue teniendo pendientes, pendientes que juntos tenemos que superar, pero que vamos a sacar adelante.

Aquí en el auditorio nos acompaña hoy el corazón de la familia Sedesol. Están aquí con nosotros las familias de Prospera.

Aquí se ve, señor gobernador, por qué Baja California Sur va caminando bien. Porque hay entusiasmo en sus gentes, porque hay esperanza en un mejor futuro, pero porque en el presente las familias de Prospera trabajan todos los días porque les vaya mejor.

Todos los días para tener mejores ingresos, todos los días para tener y darle a sus hijos mejor educación y mejor alimentación y con ellos vamos a trabajar al centro de este convenio que acabamos de firmar.

Para nosotros es muy importante el convenio porque nos obliga a que trabajemos juntos, a que midamos nuestros esfuerzos de la misma manera.

Aquí que están hoy los de Prospera, ¿cuántos de las familias de Prospera tienen Seguro Popular?

¿A cuántas les hace falta?

Eso quiere decir que en Baja California vamos adelantando bien porque deben de ir de la mano los dos programas. A las familias de Prospera no les debe de hacer falta educación porque hay el compromiso de llevar a sus niños a la escuela.

No debe de hacer falta alimentación porque al esfuerzo de las familias sumamos el esfuerzo propio de que la alimentación sea sana, variada y suficiente.

Pero no les debe de hacer falta tampoco salud y para eso estamos trabajando juntos. Por eso en este evento está aquí afuera el Seguro Popular, porque queremos estar seguros que las familias de Prospera tengan el apoyo de ese programa, pero sumen a su esfuerzo la compañía de un doctor, de una clínica, de medicinas.

Hay también en Baja California Sur un número muy importante de adultos mayores que reciben la pensión de adultos mayores por nosotros. Para ellos también queremos estar seguros que se acompañen al programa de adultos mayores el programa del Seguro Popular.

Queremos que todas las familias de Prospera y todos los adultos mayores tengan Seguro Popular, pero queremos también que todos los estudiantes de educación media superior y superior tengan Seguro Social, porque queremos estar seguros de que si se enferman alguien va a estar ahí para cuidarlos.

Y sabemos además que en el Seguro Social los van a cuidar bien porque tuvo el Seguro Social un gran delegado. El gobernador Mendoza Davis fue delegado del Seguro Social, dejó ahí sembradas buenas raíces, buena estructura, que hoy nos permiten estar seguros que cuando un estudiante se enferma, que cuando un estudiante sufra un accidente, esa enfermedad no va a traducirse en pobreza, esa enfermedad no va a lastimar el ingreso de su familia y no va a lastimar el propio ingreso del estudiante.

Queremos trabajar juntos para hacer realidad que nadie pase penurias porque se enferma. Que el día que se enferma lo único que les preocupa sea recuperar su salud. Queremos estar seguros que en Baja Sur, en Baja California Sur ni un solo niño o una sola niña deje de ir a la escuela.

Queremos estar seguros de que en Baja California Sur se regrese siempre a un hogar digno, a un hogar con servicios, a un hogar, como dijo el gobernador, con luz y no se refería a la luz que implica cariño materno, en el caso del gobernador. Se refería a la luz eléctrica, se refería al piso firme, se refería al techo firme, se refería a una Baja California Sur en donde todos tengamos drenaje, en donde todos tengamos acceso a una vivienda en donde nos sintamos cómodos, en donde no estemos amontonados, en donde podamos tener espacio para convivir en familia y convivir con calidad.

A una Baja California Sur en donde lo que dicen nuestras leyes se cumpla en la práctica, en una Baja California Sur en donde haya no sólo no haya ninguna familia de Prospera en donde no hayamos terminado la primaria o la secundaria, en donde las familias de Prospera puedan voltear a ver el futuro en la confianza de un trabajo, en la confianza de un negocio, en la confianza de que el gobierno va a caminar junto con ellos para apoyar sus esfuerzos.

Queremos, señor gobernador, que esté seguro de que el gobierno del presidente Peña Nieto va a estar a su lado, de que va a estar a su lado caminando junto con usted para que Baja California Sur sea un estado que termine de superar de una vez y para siempre la pobreza.

Queremos un Baja California Sur sin pobreza y sabemos que se puede. Y sabemos que se puede porque hay el entusiasmo de su gente. Ese entusiasmo que se siente, ese entusiasmo que se vive, ese entusiasmo que se escucha y que se escucha muy claro.

Ese es el entusiasmo de las familias que saben que cuentan con el presidente Peña Nieto, que saben que cuentan con Carlos Mendoza Davis, que saben que cuentan con todos y cada uno de los presidentes municipales, que saben que cuentan con su Congreso, que saben que su voz está siendo escuchada en la capital.

Un Baja California Sur diferente, un Baja California Sur que termine ya con la realidad que nos lastima y que nos ofende, un Baja California Sur que no tenga ya las fragilidades a las que no podemos acostumbrarnos, frente a las que tenemos que rebelarnos y dar una lucha todos los días porque sea diferente.

Quiero agradecerles mucho este evento, esta oportunidad, y quiero compartirles, porque lo saben, que me da especial emoción compartirla con Carlos Mendoza de que soy amigo desde 1982. Ya llovió, ¿verdad? Dice que en el 81.

Y que había de aclarar Carlos que además es mucho más chico que yo porque él es de abril y yo soy de febrero. Mañana, de hecho, ya cumplo años.

Por eso ven que el gobernador me habla de usted porque a partir de mañana y hasta abril me tiene que tratar con el respeto que trata uno a sus mayores.

Muchas gracias por acompañarnos. Muchas gracias por ese entusiasmo y vamos a donar un Baja California Sur diferente.

Muchas gracias, Carlos Davis.



La Paz, Baja California Sur, 26 de febrero de 2016