Los programas sociales en ese estado contarán en 2016 con un presupuesto de más de 3 mil 700 millones de pesos, anunció el titular de la Sedesol

Los programas que se despliegan a través de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) no sufrirán ningún ajuste presupuestal en este año, anunció hoy en Yucatán el titular de esta dependencia, José Antonio Meade Kuribreña.

“Por instrucción del presidente Enrique Peña Nieto, los programas de la Sedesol no tendrán ajustes y continuarán desplegándose tal y como habían sido previstos en el presupuesto para este año, en beneficio de la población que más lo necesita”, sostuvo.

Dijo que de esta forma “se reafirma nuestro compromiso de trabajar todos los días a favor de los mexicanos que viven y enfrentan condiciones de pobreza”.

Durante su estancia en Mérida el titular de la Sedesol firmó, junto con el gobernador Rolando Zapata Bello, el Acuerdo por un Yucatán sin Pobreza y se reunió con empresarios de esa entidad, a quienes convocó a sumarse a los esfuerzos por mejorar las condiciones de vida de la población más vulnerable.

En el Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, el secretario Meade anunció que para este año los programas sociales que habrán de desplegarse en ese estado contarán con un presupuesto de más de 3 mil 700 millones de pesos.

A través del convenio firmado en Mérida, los gobiernos de la República y de Yucatán realizarán acciones concretas y coordinadas para mejorar las condiciones de vida de quienes más necesidades tienen.

Dicho instrumento tiene como objetivo, entre otros aspectos, promover la asistencia a preescolar y la certificación de primaria y secundaria entre la población adulta. Asegurará que más personas tengan acceso a servicios de salud mediante programas de afiliación al Seguro Popular. Asimismo, se buscará ampliar gradualmente la cobertura de seguridad social y aumentar la construcción de hogares con más de una habitación.

De la misma forma, autoridades federales y estatales generarán mejores condiciones de vida a través de nuevas viviendas con servicios básicos permanentes y desplegarán proyectos que permitan brindar alimentación a quienes así lo requieran.

Se trata también de generar proyectos de inclusión financiera que permitan reducir la tasa de ocupación en el sector informal y de abrir nuevas oportunidades de empleo.

Meade Kuribreña señaló que en Yucatán la pobreza moderada se redujo, entre 2012 y 2014, en un 6.1 por ciento. En materia de rezago educativo, la entidad registró una disminución del 6.8 por ciento.

En el ámbito de acceso a servicios de salud, el rezago decreció en un 7.6 por ciento, mientras que en seguridad social los índices se redujeron para llegar al 7.5 por ciento.

El titular de la dependencia dio a conocer que la carencia por calidad y espacios a la vivienda pasó del 20.6 al 17.5 por ciento de la población del estado. En el sector de alimentación, el rezago se redujo en 26.7 por ciento, una de las cifras más importantes a nivel nacional.

Actualmente, en Yucatán más de 134 mil familias son beneficiarias de Prospera y más de 104 mil adultos mayores cuentan con una pensión. La Cruzada Nacional Contra el Hambre ha atendido a casi 80 mil yucatecos mientras que 58 mil habitantes de este estado están afiliados a la red de abasto de Liconsa, con lo que tienen acceso a leche fortificada y vitaminada.

En su oportunidad, el gobernador de Yucatán, Rolando Zapata Bello, destacó que en la entidad el 40 por ciento de la población refleja al menos un tipo de carencia, ya sea educación, alimentación, salud o vivienda. “Este acuerdo implica que trabajemos juntos; sociedad civil, empresarios y gobiernos, todos en un mismo propósito para que los yucatecos y los mexicanos superen su condición de pobreza”, dijo.

“Se dice fácil emprender toda esta tarea que implica una gran complejidad, pero al mismo tiempo este reto lo compartimos con gran optimismo, pues detrás de él está el compromiso del presidente de la República”, aseguró el mandatario yucateco.


Mérida, Yucatán, 18 de febrero de 2016