Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Muy buenos días tengan todas y todos ustedes.

Hoy aquí en Guachochi los visita un paisano. Yo comparto con el ingeniero Slim sangre libanesa, pero él tiene raíces en Chihuahua. Aquí, en este Estado grande nació su madre, nació en Parral y eso lo hace doblemente paisano del gobernador Duarte, chihuahuense y de Parral.

Para Guachochi y para la historia de Guachochi Parral guarda un significado muy especial. El primer camino que se construyó en Guachochi, el primer camino de terracería, era justamente para poderse comunicar con Parral.

Hoy decía el presidente municipal que ya Guachochi está mucho mejor comunicado. Ese que empezó siendo la única vía de comunicación, el único puente entre Guachochi y Parral hoy permite que Guachochi se comunique con muchas más comunidades en Chihuahua.

Después del primer camino llegó la electricidad; con electricidad, la luz. Llegó también a Guachochi uno de los primeros centros indigenistas del país, se abrió la escuela primaria, llegó la secundaria, llegó la preparatoria y hoy tenemos en Guachochi instalaciones universitarias.

Llegó el servicio local de televisión, llegó el Seguro Social, llegó la radio, llegó la comunicación aérea. Hoy Guachochi es un municipio que crece, es un municipio que ofrece oportunidades, es un municipio al que se migra, pero es un municipio que sigue teniendo retos muy importantes.

Es un municipio en donde la pobreza sigue siendo un espacio de agobio, en donde la pobreza extrema lastima todavía a muchos de quienes viven en Guachochi.

Con el presidente Peña Nieto hemos puesto especial atención en estar cerca de Guachochi. Hemos caminado y hemos caminado mucho.

Antes, siete de cada diez habitantes de Guachochi estaban preocupados por no tener acceso a la salud. Hoy es uno de cada diez.

Seis de cada diez no tenían certeza alimentaria. Hoy se redujo este número a la mitad.

Algo hemos avanzado en vivienda, menos de lo que quisiéramos en educación y tenemos todavía un pendiente muy muy importante en seguridad social. Nueve de cada diez habitantes de Guachochi no tienen seguridad social.

Eso quiere decir que a pesar de estos esfuerzos, que a pesar de esta infraestructura hace falta construir mejores oportunidades en Guachochi.

Por eso venimos aquí. Por eso le pedimos al ingeniero Slim que nos acompañara, para que juntos viéramos cómo podíamos hacer de Guachochi un modelo. Estamos firmando hoy aquí en Guachochi un convenio amplio, el más amplio que ha firmado Sedesol.

Todas las instancias de Sedesol firmaron este convenio y la amplitud de ese convenio refleja, desde alguna perspectiva, la amplitud del trabajo que hace la fundación de Carlos Slim.

Es una fundación que tiene un despliegue muy importante. Es una fundación que este año cumple 30 años. La fundación de Carlos Slim nace en 1986 y a partir de entonces ha tocado 36 millones de vidas, poco más de un millón de vidas por año.

Tenemos 165 mil jóvenes que gracias a la fundación fueron a la universidad. Hay más de 300 mil becas de Telmex, más de 100 mil becas digitales Carso. Hoy la fundación hace equipo con el IMSS-Prospera y con el ISSSTE y por esa vía ha tocado la vida de más de 900 mil mujeres embarazadas y de sus hijos.

Hoy más de 8 mil 200 personas que gracias a la fundación tuvieron un trasplante de riñón, un trasplante de córnea, un trasplante incluso de corazón.

Hace poco la Unesco reconoció a la Fundación Slim como uno de los pilares más importantes para hacer universal el acceso a las tecnologías de la información y a las tecnologías de la comunicación para hacer universal el acceso a las tecnologías de la información y a las tecnologías de la comunicación.

Yo quisiera preguntarles, ¿cuántos de aquí hoy traen su teléfono? Y quisiera pedirles que los levantaran, a ver, ¿más o menos cuántos?, no está haciendo tanto frío como para que levantemos pues los teléfonos.

Cada uno de esos teléfonos es un instrumento que va a ser cada vez más poderoso, cada uno de esos teléfonos es una escuela, cada uno de esos teléfonos va ser un vehículo para que tengamos acceso a la salud, cada uno de esos teléfonos va ser un puente para que tengamos un mejor espacio  de oportunidad.

El convenio que hoy firmamos nos obliga a que abramos grupos de trabajo, entre cada instancia de Sedesol y cada programa y la Fundación Slim, y lo que el ingeniero Slim nos comunicó es que quiere hacer de Guachochi un modelo, quiere que aquí la fundación se despliegue a plenitud, que a nadie le falte un anteojo para la vista, que nadie que necesite una cirugía extra muros se quede sin ella, que nadie que necesite un apoyo de capacitación se quede sin recibirlo, un apoyo de capacitación que nos invita, desde Guachochi a una educación cada vez más moderna; no es una educación tradicional ni en lo que podemos aprender a través de ella ni por la forma como lo vamos a aprender.

La Fundación y Sedesol van a hablar el mismo idioma, nos vamos a medir con los mismos instrumentos, nos anima a pensar a la fundación y a Sedesol en un México en donde no haya rezago educativo y la educación sea moderna y útil, en un México con salud y seguridad social, en un México en donde la alimentación no sea una preocupación, en un México cada vez más influyente y cada vez más próspero.

Los Rarámuris, gobernador, ingeniero Slim, dicen: “el que siempre anda encerrado en sus propios pensamientos, sin jamás ayudar a sus hermanos, no sirve. Lo que da valor a la vida no son las cosas con las que rodeamos, sino el cariño que compartimos, lo que creamos con las manos, los pensamientos y los anhelos que realizamos.

Hoy estamos aquí los tres, estamos los tres niveles de gobierno, el presidente Peña Nieto, el gobernador Duarte, el presidente municipal y sumado a esos tres niveles de gobierno, está la sociedad civil y el sector empresarial, en la persona del ingeniero Slim y lo que queremos es juntos traducir esos pensamientos y esos anhelos para materializarlos en un México más influyente, en un Guachochi más próspero.

Los Rarámuris hablaban del cariño que compartimos, yo quisiera terminar señalando que esta fecha es muy especial por muchas razones. Una de ellas es porque desde aquí, desde Guachochi, vamos a poder ser los primeros que felicitemos al ingeniero Slim por su cumpleaños.

Su cumpleaños va a ser el día de mañana, pero yo estoy seguro que no va a encontrar mejor forma de empezar a festejarlo, que aquí con sus paisanos, que aquí en Guachochi, que aquí con la comunidad tarahumara, que le expresa su cariño, que está muy agradecido de que haya venido y que le agradece el compromiso que tiene con Guachochi.

Muchas gracias al ingeniero Slim, muchas gracias señor gobernador y muchas gracias a todas y todos ustedes, vamos a lograr un Guachochi diferente, más influyente con el apoyo de todos. Muchas gracias y muchas felicidades.