Muy buenos días.

Se van a dar cuenta que para Diego y para Paola fue mucho más fácil hablar en frente de ustedes que para mí. Cuando Paola nos invitó a este evento nos dijo que íbamos a venir a hablar de sexo con jóvenes y desde entonces yo estoy francamente preocupado sobre qué es lo que debía contener mi discurso.

Con cargo a lo del nombre había una oración, soy José como el Santo Patrono. Y decía una oración en favor de San José que él fue padre sin tener sexo, y pedía el joven tener sexo sin ser padre. Ese no es un buen consejo, aún para los Josés, no es suficiente protección la de encomendarse a nuestro Santo Patrono para empezar a tener esas actividades.

El evento al que hoy nos convocan es un evento importante de un fenómeno que en México tiene una gran importancia y del que casi nunca hablamos. Y casi nunca hablamos porque a los servidores públicos nos cuesta trabajo a veces enfrentar el tema de la sexualidad en los adolescentes, en los adolescentes y a veces en las niñas y en los niños. Y es muy importante que lo hagamos.

La idea que tuvieron Paola y Patricia de que los jóvenes hablaran con los jóvenes, y que eso nos ayudara a generar una cultura de mayor responsabilidad en nuestra sexualidad, es sin duda una buena idea. ¿De qué tamaño es el problema? Porque a veces pensamos que nunca nos va a pasar a nosotros.

Del 2000 al 2012, cinco millones de niños y niñas nacieron en México con padres y madres adolescentes. Si esa tendencia continuó del 2012 al 2015, estamos hablando de tantos niños como habitantes tiene el estado de Puebla. Y eso quiere decir que en los últimos 15 años nacieron, en el seno de familias integradas por adolescentes, casi 6 millones de niñas y niños en México. De ellos, 75 mil nacieron de niñas que tenían entre 10 y 14 años. Son 6 mil nacimientos al año de madres que tienen menos de 14 años.

Es un tema del que tenemos que platicar, del que tenemos que platicar más los padres con los hijos, del que se tiene que platicar más de los maestros con los alumnos, y del que se tiene que platicar más entre los jóvenes. Por eso la iniciativa es una iniciativa relevante.

Acá lo dijeron Paola y Diego, ¿qué pasa cuando uno integra una familia? Es una decisión difícil, es un derecho, plantea retos y los plantea para todos, los plantea en el seno de una familia de adultos. Cuando llega una niña o un niño al hogar implica un cambio muy importante de responsabilidades, implica un gasto adicional, implica pensar en el futuro propio y en el futuro de la niña o niño que llegó al seno familiar.

Sin ninguna duda esta decisión, que es también un anhelo, es también fuente de felicidad, es una decisión que vamos a poder tomar si contamos con un mejor entorno, si contamos con una pareja, si terminamos nuestros estudios, si tenemos un mejor espacio de ingresos, si tenemos un mejor espacio en nuestra vivienda. Nos irá mejor a nosotros y le irá mejor a los niños que en el seno de esa familia, en un entorno de mayor estabilidad, construyamos.

Pero cuando el adolescente, la niña, el padre, tiene un hijo muchas veces eso implica que interrumpa sus estudios y esa es una decisión que va a durar para toda la vida. La probabilidad de que uno encuentre un empleo formal, sin primaria y sin secundaria, tiende a cero.

La diferencia, en la expectativa de vida, de haber terminado una carrera es de más de cuatro años frente a quien no la terminó. De ese tamaño es la importancia de la educación que estamos recibiendo y de ese tamaño es el reto, si tenemos que interrumpirla como resultado de un embarazo adolescente.

Un embarazo adolescente implica además un riesgo de salud, un riesgo de salud que es difícil cuidar en los embarazos después de la adolescencia, y que en la adolescencia se vuelve todavía más crítico. Y eso quiere decir que el embarazo implica no solamente el reto que nos va a plantear hacia futuro, sino que pone en peligro la salud de la mujer.

Y sin ninguna duda nos mueve a un entorno en donde nuestros ingresos van a estar comprometidos, van a estar comprometidos porque tendremos menos educación, y van a estar comprometidos porque tendremos más responsabilidad. Y por todo ello es un tema del que tenemos que hablar.

El presidente Peña Nieto construyó una estrategia nacional para prevenir el embarazo adolescente, y le encargo la construcción, del grupo responsable de llevarlo a cabo, al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. A él le toca conducir los esfuerzos del gabinete, lo hace con gran creatividad, con gran entrega, con gran pasión y con gran sentido de responsabilidad.

El evento en el que hoy estamos trae a la mesa a dos instancias muy importantes: una de Gobernación, la CONAPO y una de seguridad social, Prospera. E implica un esfuerzo de diálogo de más de tres millones de adolescentes, que son más de tres millones de adolescentes que están vinculados, de alguna forma, a Prospera, y que como resultado de este convenio van a estar mejor informados, van a tener mejores espacios de diálogo, van a tomar decisiones con mayor responsabilidad.

Estamos muy contentos de que esto se firme en Puebla porque sabemos que es un tema en donde el gobernador Moreno Valle y su esposa Martha Érika han puesto mucho empeño, y vamos a poder sumar esfuerzos entre todos para hacer un México en donde la sexualidad sea un derecho que se ejerza con responsabilidad.

La oferta que nos hace el gobernador de que nos subamos al teleférico se le extendió solamente a los jóvenes, y el secretario de Gobernación y yo, y los senadores que lo acompañan, queremos reclamarle esa  falta de generosidad. Y pedirle que también a nosotros nos invite al teleférico.

Y decirles, ahora que están visitando Puebla, que se quedó corto el gobernador, los podría haber invitado al teleférico, los podría haber invitado al Museo de la Evolución, los podría haber invitado al Museo de la Música. Si regresan en febrero, los va a poder invitar al Museo del Barroco, los va a poder invitar a recorrer Los Fuertes.

Por lo que yo creo que podemos terminar este evento pidiéndole al gobernador de Puebla que haga una invitación más generosa ahora y para que regresemos dentro de un tiempo.

Muchas gracias a todos ustedes, muy buenas tardes.


Puebla, Puebla, 14 de enero de 2016