Pregunta: Señor, ya es un número muy grande de comedores comunitarios y están haciendo una fusión muy importante.

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Los comedores comunitarios son un programa que ha funcionado bien. Vamos a terminar el año cerca de los cinco mil, y cerca de los dos mil en el Estado de México y pensamos que era una buena forma de terminarlo justamente en compañía de ellos.

Es un programa que pone de relieve lo mejor que una comunidad ofrece, implica un trabajo importante de la Secretaría en el abasto de los alimentos, pero implica un trabajo muy importante comunitario.

Las cocineras de los comedores son voluntarias, se desplazan aquí todos los días para preparar los alimentos y para darle certeza a la comunidad en la que conviven de que habrá alimentación y que habrá apoyo. Un apoyo que se concentra en los niños, en las mujeres embarazadas, en los adultos mayores, pero que lo que pretende es dar certeza de que no habrá de faltar alimento en la comunidad.

Y poco a poco el programa se convierte en un programa que va detonando desarrollo, no solamente crea comunidad, sino que va acompañado de actividad productiva. Tienen la mayor parte de ellos micro túneles en los que se produce el abasto de verdura fresca para los comedores, en la idea de que poco a poco esos túneles y esos invernaderos vayan generando excedentes y se pueda detonar alrededor del trabajo comunitario también un trabajo productivo.

Pregunta: Las voluntarias dicen que también requieren un apoyo porque dedican largas jornadas de trabajo, ¿se va a hacer algo por ellas?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Es un tema que revisamos con ellas, muchas de las voluntarias son beneficiarias de alguno de los programas, parte del beneficio que reciben es la posibilidad de que sus hijos asistan a los comedores.

Pero es un trabajo que efectivamente descansa hoy sobre más de 67 mil personas, fundamentalmente mujeres, que de manera voluntaria se suman a esta labor importante. Vamos a revisar con ellas qué apoyos podemos ir construyendo.

Pero al día de hoy es un programa que conjunta el apoyo del Gobierno Federal; de los gobiernos municipales, que muchas veces aportan el terreno, ayudan con la construcción; de los gobiernos estatales, que en el caso particular del Estado de México muchos de los implementos y de los electrodomésticos los aporta el Estado de México, se los aporta también a las voluntarias a quienes apoya directamente.

Y lo que queremos ir encontrando es un esquema en donde sumemos esfuerzos en beneficio de los comedores y de la mano de municipio y estado, que vayamos construyendo también un espacio de beneficio para las voluntarias.

Hoy se complementa además el programa con estos programas de opciones productivas, fundamentalmente los huertos familiares que ayudan al abasto y a empezar a generar economía social alrededor de los comedores.

Pregunta: Secretario, de cara a las elecciones del 2016 ¿están blindados los programas sociales con las tentaciones políticas?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Sí, estás muy cuidados. Y de hecho los comedores, como todos los demás, son programas que se hacen de cara a la sociedad en donde se involucra la comunidad en la identificación de los beneficiarios, y en donde la comunidad está presente en la entrega.

Los de la Secretaría son programas que cada vez tienen más involucramiento comunitario, y ese involucramiento comunitario, esa contraloría social, es la que nos ayuda a asegurar que los beneficiarios son los que deben de ser y que el beneficio se entrega a quien tiene derecho a él.

Pregunta: Señor secretario, hay manifestaciones por parte de Coordinadores Técnicos Sociales de varios estados, diciendo que les adeudan tres meses de sueldo. ¿Qué nos puede decir?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Es un tema que estamos revisando con detalle. La información que se tiene en la Secretaría es que el apoyo se le dio a las universidades y a las empresas para las cuales los coordinadores trabajan. Estamos revisando con ellos, con las universidades y con las empresas, esa situación en ánimo de que se regularice y se ordene.

Pregunta: Hay algunas regiones que todavía no cuentan con comedores comunitarios, sobre todo en la zona sur del país, ¿cómo se determina la implementación de un comedor?

Secretario José Antonio Meade Kuribreña: Los comedores se han ido desplegando poco a poco, y lo que estamos tratando de hacer es identificar cuáles son los criterios que maximicen su impacto.

Tenemos información, por ejemplo, de estudios que hizo la Coneval de que el comedor beneficia directamente a quien llega al comedor, pero también beneficia a la comunidad que sabe que el comedor existe como alternativa.

Se estima que la presencia de un comedor reduce la carencia alimentaria en la comunidad en la que se instala en cerca de un 38 por ciento. Por lo que vamos a aprovechar la información reciente que se tiene de la encuesta inter censal que levantó el INEGI, para identificar puntualmente aquellas comunidades donde el comedor es más necesario.

Estamos ciertos de que el despliegue original que se hizo de los comedores en aquellos polígonos donde se identificaba carencia alimentaria ha sido útil, y vamos a buscar sistematizar de mejor manera para ser más precisos en su ubicación, habiendo visto ya el impacto que tienen no sólo para el beneficiario directo sino para la comunidad que lo alberga también.

Bueno pues feliz Navidad, próspero año. Gracias por habernos acompañado, pórtense bien el año que entra para que les traigan regalos de buena voluntad.

Que nos traiga puras cosas buenas el año que entra. Gracias.


San Francisco Putla, Estado de México, 24 de diciembre de 2015