Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Muchas gracias, muchas gracias a todos. El gobernador Eruviel Ávila y yo somos muy amigos. Nos conocemos desde hace tiempo y hoy nos motiva el venir a trabajar al Estado de México para construir mejores condiciones.

Al gobernador y a mí nos separa solamente un tema. El gobernador le va a los diablos del Toluca, yo le voy a los Pumas de la Universidad. Pero hoy eso que nos dividía nos une porque a los dos nos ganaron los Tigres de la Universidad de Nuevo León. Pero ya tendremos nuestra revancha en la siguiente temporada y vamos a darle buen juego no nomás a los Tigres y a los Diablos y vamos a poner en alto la liga, el entusiasmo con el que competimos y vamos a hacer que el deporte, que esas aficiones, nos sigan vinculando.

El gobernador Eruviel Ávila muy temprano en mi periodo ya en la Secretaría de Desarrollo Social me pidió que viniéramos para hacer equipo en el Estado de México, para trabajar juntos el Gobierno Federal, el gobierno del presidente Peña Nieto, y el gobierno que él encabeza en el Estado de México, porque entendemos los dos, el gobierno del presidente Peña y el gobierno del gobernador Ávila, que la pobreza solamente se combate en equipo, que solamente cuando trabajamos juntos alcanzamos buenos resultados, que solamente cuando nos movilizamos no solamente como gobiernos sino como sociedad logramos buenos resultados.

Aquí tenemos un gran ejemplo: quienes trabajan en los comedores comunitarios, quienes se desmañanan.

A mí se me hace, gobernador, que lo que le faltaron a los Pumas y a los Diablos fue una buena porra. Hay que llevarlos a los siguientes partidos para que los entusiasmen.

El convenio que acabamos de firmar es un convenio muy importante. Es un convenio que nos compromete a trabajar para que en el Estado de México nunca más un niño o una niña deje la escuela para trabajar y apoyar el ingreso de su familia.

Nos compromete a trabajar para que en el Estado de México el día que un mexiquense o una mexiquense se enfermen su única preocupación sea curarse. Para que en el Estado de México se generen cada vez más empleos formales, empleos con seguridad social, empleos que tengan beneficios para la familia.

Porque el Estado de México tiene un reto muy importante, no solamente el reto de los mexiquenses. Como es un estado que crece, como es un estado en el que se invierte, como es un estado en el que se generan empleos, vienen muchas hermanas y hermanos de otros lugares del país a vivir en el Estado de México, y a ellos hay que proveerles de una vivienda digna y hay que llevarles servicios a la vivienda.

Eso quiere decir que en el Estado de México trabajamos por los mexiquenses, pero que trabajamos por México. Trabajamos por un México en donde veamos solamente rostros felices, trabajamos por un México en donde sabemos que nuestro enemigo es la pobreza, que nuestro enemigo es el rezago escolar, que nuestro enemigo es una vivienda que no sea digna, que nuestro enemigo es la vivienda que no tiene servicios, que nuestro enemigo es el que se enferma y no tiene salud.

Y yo quisiera, igual que el gobernador, aprovechar para hacer un reconocimiento de uno de los mexicanos que más ha hecho por el tema de la pobreza en México. Hace diez años no medíamos la pobreza, no la entendíamos, no sabíamos qué implicaba, no sabíamos qué teníamos que hacer juntos en nuestras políticas para enfrentarla.

Pero hoy tenemos ya diez años de Coneval y tenemos diez años de Gonzalo Hernández Licona al frente de la Coneval. Y Gonzalo y la Coneval nos han puesto umbrales elevados, nos han obligado a dejar las oficinas y a salir a las calles. Nos han obligado a salir de la comodidad de nuestros espacios para ir a preguntarle a la gente cómo está, para ir a cerciorarnos no en la oficina, no en el registro administrativo sino en la calle, que el niño está en la escuela, para salir a verificar que el adulto termine su primaria y su secundaria, para salir a estar seguros de que el mexiquense tenga derecho a la salud, pero sepa cómo usarlo.

Para que le podamos comunicar al estudiante mexiquense que si se enferma y está en una universidad pública puede ir al Seguro para atenderse. Que sepa el mexiquense que no vamos a dejar que nadie se caiga, que no vamos a dejar que la gente pase hambre, que no vamos a permitir que la gente esté preocupada de si va a poder proveerse alimentos para sí y para su familia.

En el Estado de México cuando alguien de nuestros hermanos les falta algo, alguna instancia le va a dar un apoyo. Va a encontrar apoyo en los comedores, en las despensas, en Diconsa, en Liconsa, en Prospera, en todas y cada una de las acciones que se despliegan en beneficio de todos y todas ustedes.

Vamos a trabajar mucho, vamos a trabajar con entusiasmo para lograr que el Estado de México sea un ejemplo de lo que podemos hacer cuando trabajamos unidos.

Tenemos el liderazgo de nuestro presidente, del presidente Enrique Peña Nieto. Tenemos el compromiso del señor gobernador, tenemos la disposición del Gobierno Federal que solamente el año que entra se va a desplegar, entre sus diferentes programas, con más de 15 mil millones de pesos en el Estado de México.

Pero sobre todo, tenemos el compromiso, la imaginación, el empeño y la creatividad de las mujeres y de los hombres del Estado de México para trabajar por un Estado de México sin pobreza.

Señor gobernador, habremos de dar muy buenos resultados juntos, y al hacerlo vamos a asegurar que el 2016 sea un muy buen año.

Muchas felicidades, muy feliz Navidad, muy próspero año en el 2016.

Muchas gracias por su entusiasmo, por sus porras y por su trabajo por un mejor México.

Buenas tardes.

Valle de Chalco, Estado de México, 15 de diciembre de 2015