A un año de gobierno, se han sentado ya las bases para el desarrollo y crecimiento económico del país, porque la mejor manera de combatir la pobreza y la desigualdad es generando empleos, afirmó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, al precisar que como parte de estas transformaciones, hoy se cuenta con una política social de nueva generación que ha puesto fin al asistencialismo.

Durante la toma de protesta a los integrantes de los Comités Comunitarios y brigadistas de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, en el Centro de Convenciones Siglo XXI, acompañada del gobernador Fernando Ortega Bernés, la titular de la Sedesol sostuvo que desde el gobierno federal se impulsan reformas muy importantes para que en México haya una mejor distribución de la riqueza y para avanzar en la superación de los rezagos sociales.

Ante representantes de la sociedad civil, legisladores federales y locales, así como funcionarios de diferentes dependencias, la secretaria Robles Berlanga sostuvo  que la prioridad del presidente de la República es con un México incluyente y Próspero, para lo cual se trabaja de la mano con la sociedad a través de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que en una primera etapa atenderá a siete millones de mexicanos de 400 municipios.

A diez meses de iniciada la estrategia, señaló, “hemos atendido ya a tres millones de personas con alguno de los 70 programas sociales de 19 dependencias federales, con una inversión de 290 mil millones de pesos, con acciones como la instalación de comedores comunitarios, la entrega de la tarjeta de apoyo alimentario SINHambre; la ampliación de Diconsa y Liconsa y la afiliación de nuevos derechohabientes a los programas Pensión Para Adultos Mayores +65 y Seguro para Jefas de Familia.

“Con Oportunidades estamos llegando a 30 mil comunidades a las que nunca se había llegado por estar apartadas y alejadas, y que son las que más necesitan el apoyo del gobierno”, afirmó la titular de la Sedesol.

Destacó que como parte del rediseño de Oportunidades, que llega a 6.5 millones de familias mexicanas, el próximo año se vinculará con los proyectos productivos de otras instancias federales, ya que la apuesta es despertar la capacidad productiva de la población y con ello poner fin al asistencialismo.

“Queremos que en Oportunidades las mujeres puedan salir adelante con microcréditos, con proyectos productivos, con su propio esfuerzo, porque eso es lo digno y lo que da la autonomía y condición de ciudadanos”, enfatizó Robles Berlanga.

Mencionó también que estas modificaciones van enfocadas a las becas estudiantiles para que los beneficiarios del programa tengan prioridad no sólo en el nivel básico y medio superior, sino también en el superior.

En el balance del primer año de la política social del gobierno del presidente Peña Nieto, la secretaria de Estado informó que hoy existen 700 mil nuevos beneficiarios de Diconsa, que llega a los rincones más apartados de México para garantizar una mejor nutrición a niñas y niños, dentro de las acciones de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.

En cada una de estas acciones, sostuvo la secretaria Robles Berlanga, se trabaja teniendo como eje a la sociedad organizada, y prueba de ello es que “hoy existen 50 mil comités comunitarios en todo el país que forman parte de una gran red y de este gran ejército a favor de un país sin hambre que queremos en México”.

Sostuvo que todos estos cambios forman parte de una política social de Nueva Generación, que tiene en la participación social y comunitaria su aspecto  más importante. “Todo lo estamos haciendo con la gente y en coordinación con los diferentes órdenes de gobierno. Hemos roto la idea de una política de ventanilla; hemos ido a caminar las comunidades, los pueblos, los territorios, a trabajar con la gente, y serán los comités comunitarios quienes nos digan por dónde tenemos que fortalecer a sus comunidades”, enfatizó.

La funcionaria federal recordó que el gobierno de la República anunció que 79 municipios fronterizos, tanto del norte como del sur, entre ellos Calakmul y Candelaria, recibirán 2 mil 500 millones de pesos, que se destinarán a la tarjeta SINHambre, a comedores comunitarios y al Programa de Empleo Temporal.

Previamente, la secretaria de Desarrollo Social supervisó la operación del comedor comunitario “El Pescador”, en la colonia 7 de agosto, al nororiente de la ciudad, donde constató las condiciones en que diariamente 60 adultos mayores reciben comida caliente y un trato digno, que les facilita la convivencia e integración a la sociedad y la familia.

En este lugar, administrado por una cooperativa de mujeres, don Manuel Jesús Luis Aguileta, uno de los beneficiarios, entregó a la secretaria Robles Berlanga, un barco de madera tallado por él mismo y que le recuerda, a sus más de 100 años de vida, los más de 60 años que se dedico a la pesca del camarón, pulpo y pescado en la Bahía de Campeche y en Champotón.


24.PNG