El funcionario federal explicó a los delegados de la Sedesol que la prioridad para este año es mover los indicadores en tres rubros: alimentación, calidad y servicios en la vivienda.

Agregó que la Cruzada Nacional contra el Hambre ya muestra resultados concretos en todo el país, por lo que es necesario cuidar todos los detalles para la evaluación que hará el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que a partir de las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), medirá las acciones de la Sedesol.

Al referirse al Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social Municipal (FAIS), afirmó que es un gran instrumento con el cual “puede lograrse que los recursos de los municipios se dirijan a los lugares donde más se necesitan”, por lo que pidió a los delegados trabajar coordinadamente con los gobernadores y con los presidentes municipales para definir las obras y acciones que se realizarán este año, de acuerdo con el catálogo que elabora la Sedesol.