Los efectos que el Huracán Isidore (y enseguida el Kenna, que azotó el Pacífico mexicano) nos mostraron una vez más que, como dice Germán Dehesa, “el pronombre que mejor nos conviene es nosotros tú,él, yo. Juntos”. Individuos que por su voluntad se reúnen para impulsar acciones en beneficio de los demás,los otros, nuestros semejantes: hombres y mujeres libres de elegir lo que más les convenga y unidos para un proyecto común: el engrandecimiento de México.