Participación Social

La diferencia está no sólo en lo que se hace, sino en cómo se hace. Para la Cruzada Nacional Contra el Hambre la ciudadanía es, y debe ser, mucho más que receptora pasiva de bienes y servicios sociales, debe ser protagonista activa, un grupo de derechohabientes sociales.

Por ello, se construye una política social desde abajo, desde la comunidad, realizando asambleas, constituyendo comités comunitarios, incorporando a las organizaciones de la sociedad civil y a jóvenes universitarios.

La participación social es más que un cambio de conceptos, es un cambio de actitud tanto de los individuos como de las instituciones públicas: las y los derechohabientes participan para hacer realidad sus derechos, y las instituciones reconocen su obligación de responder a sus demandas y de trabajar en conjunto.

Es, ante todo, el camino para generar cohesión social y reconstruir el tejido social, para fortalecer los lazos de unidad y de confianza entre los integrantes de una comunidad y hacia las autoridades.


Comedores Comunitarios

Brigadistas

Asambleas