La Metodología de Intervenciones Socio-urbanas Conjuntas para la Atención de la Pobreza Urbana y la Prevención de la Violencia Social focaliza acciones para el bienestar y desarrollo en colonias y polígonos marginales del país, informó Juan Carlos Lastiri Quirós, subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de Sedesol.

En su intervención en el Seminario Internacional de Pobreza Urbana detalló que esta metodología (creada por las secretarias de Desarrollo Social; de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; y de Gobernación) alinea esfuerzos de los tres órdenes de gobierno y de la sociedad civil en materia de inclusión social, económica, comunitaria e integración en zonas urbanas.

En esta metodología los esfuerzos de los programas federales convergen en siete componentes: seguridad y cohesión comunitaria; alimentación, nutrición e inclusión; participación social; salud, seguridad social y desarrollo familiar; ingreso, empleo y economía familiar; infraestructura moderna y vivienda digna; así como educación y cultura para la prosperidad.

Se trata de llevar bienestar y desarrollo en cada uno de los barrios, atendiendo las particularidades sociales, demográficas, económicas, territoriales y culturales que difieren de ciudad a ciudad y en segmentos de atención prioritaria como son las niñas, niños, jóvenes, mujeres y grupos vulnerables o en situación de riesgo.

Este modelo de intervenciones ha logrado buenos resultados zonas de Monterrey, Nuevo León, Morelia y Michoacán. De este modo está siendo aprobado y ahora se encuentra listo para ser replicarlo en las ciudades del país.