Con esta apertura, se estará en condiciones de recuperar hasta 42 mil toneladas de alimentos para canalizarlos a quienes no pueden ejercer su derecho a la alimentación.

Los bancos de alimentos juegan un papel muy importante, señaló Robles Berlanga, en el cumplimiento del cuarto objetivo de la estrategia que busca disminuir la pérdida de alimentos y así garantizar que las y los mexicanos en carencia alimentaria tengan una alimentación adecuada.

En el evento realizado en Guadalajara, Jalisco, la titular de la Sedesol también anunció que adicionalmente se invertirán 45 millones de pesos al Programa de Empleo Temporal alimentario, lo que suma 235 millones de pesos para apoyar el rescate de alimentos.

A través del trabajo conjunto de la Sagarpa, Sedesol y la asociación Bancos de Alimentos de México se han construido ya 10 bancos y un centro de acopio.

La secretaria Robles señaló que la Cruzada Nacional Contra el Hambre ha puesto en marcha más de siete mil Comedores Comunitarios, ha establecido más de 10 mil 200 Escuelas de Tiempo Completo, ha incorporado a más de 700 mil familias a la Tarjeta SinHambre, ha incrementado el padrón de Liconsa a más de 6 millones de mexicanos.

Además, se ha fortalecido el sistema de abasto rural Diconsa con 18 mil 700 tiendas en los municipios de la Cruzada, y más de 4 millones de personas ya tienen acceso a por lo menos uno de los programas que conforman la CNCH.