Los jóvenes son fundamentales en la construcción de un México incluyente como sujetos de derechos y actores de la competitividad y el liderazgo que necesita el país, afirmó el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña, durante un encuentro con más de 50 jóvenes pertenecientes a cámaras de comercio, organizaciones de la sociedad civil e instituciones universitarias en San Luis Potosí.

“En la construcción de un México más incluyente los jóvenes juegan un papel fundamental, muy importante, y lo juegan como sujetos de por lo menos seis derechos: alimentación, educación, salud, vivienda, seguridad social y servicios en la vivienda,  además del derecho común a tener un ingreso remunerador”, señaló.

El titular de la Sedesol explicó que debe aprovecharse el potencial que representa el bono demográfico de más de 38 millones de mexicanos, con amplia posibilidad para insertarse en el mercado laboral y la vida productiva.

En el encuentro, que se llevó a cabo en el Museo del Laberinto, los jóvenes presentaron planteamientos sobre políticas públicas, entorno económico, emprendedurismo, ejercicio de la política, equidad de género y civismo.