En la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, el Gobierno de la República anunció que 3 mil 250 comunidades tendrán acceso a los servicios básicos de luz, agua y drenaje.

Con esta estrategia, más de dos millones de habitantes de pueblos indígenas tendrán mayor calidad de vida, condiciones de bienestar y de vida digna.

En el evento realizado en el Centro Ceremonial Otomí, ubicado en Temoaya, Estado de México, se anunció que a través de distintos programas, como la Cruzada Nacional Contra el Hambre, se apoya a los pueblos originarios del país con una inversión superior a los 80 mil millones de pesos.

La Cruzada atiende a 1.5 millones de familias indígenas en los más de mil municipios que la integran, en los cuales 406 viven pueblos originarios.

La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) ha mejorado la calidad de los programas a favor de la población indígena —en la que más del 50 por ciento son mujeres— a partir de una mejor focalización de las acciones.

En este propósito es una prioridad dotar de agua potable, drenaje y electrificación a las localidades indígenas, así como de mejores servicios de salud, alimentación y educación.

El este contexto se destacó que en México hay 68 pueblos originarios que forman parte de los mosaicos pluriétnico y pluricultural del país, y se hablan más de 360 lenguas indígenas.