Mesoamérica sin Hambre es el acuerdo de cooperación Sur-Sur triangular creado entre México y la FAO para contribuir a la erradicación del hambre en los países centroamericanos firmado el 8 de mayo de 2014 en la conferencia regional de la organización celebrada en Santiago de Chile.

Actualmente participan El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, en una primera etapa. A partir del segundo semestre de 2015 se lanzará en Belice, Colombia, Costa Rica y República Dominicana.

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, señaló la importancia de la colaboración entre esta agencia de las Naciones Unidas y los países latinoamericanos, ya que se inscribe en un proyecto aún mayor, América Latina Sin Hambre, una estrategia que busca garantizar la seguridad alimentaria y nutricional en todos los países de la región.

La iniciativa de cooperación de México con los países de Centroamérica, conocida como Mesoamérica sin Hambre, cuenta con un financiamiento inicial de tres millones de dólares, aportados por México. El fondo incluye acciones de cooperación e iniciativas de cooperación para fortalecer vínculos entre instituciones mexicanas y mesoamericanas para promover la lucha contra el hambre, reducir la desigualdad y aumentar los estándares de vida en los países involucrados.