México, D.F., a 3 de agosto de 2011.- La Secretaría de la Defensa Nacional y la Procuraduría General de la República, informan que en el marco de la Estrategia Integral del Estado Mexicano en contra del Narcotráfico y la delincuencia organizada y como resultado de actividades de inteligencia y seguimiento, se realizó una operación de precisión el día 2 del actual, en la que personal militar detuvo a VALDEMAR QUINTANILLA SORIANO (a) “Adal” quien es identificado como el segundo operador a nivel nacional de la estructura económico–financiera del grupo criminal los “Zetas”.

Junto a QUINTANILLA SORIANO también se detuvo a JOSÉ GUADALUPE YÁÑEZ MARTÍNEZ (a) “El Dos”, quien fungía como su ayudante y realizaba la misma actividad delictiva en la plaza de Saltillo, Coah.

Los detenidos se encontraban en un inmueble que utilizaban como “casa de seguridad”, asegurándoles lo siguiente:

•   Dos armas largas. 
•   Un arma corta. 
•   Numerario (pendiente de contabilizar). 
•   Cuatro automóviles. 
•   Equipos de comunicación y documentación diversa.

Durante los últimos meses QUINTANILLA SORIANO realizaba constantes viajes entre las plazas de Monterrey N.L., Saltillo y Monclova, Coah., para coordinar aspectos contables y el pago de autoridades que se encontraban al servicio del grupo criminal.

QUINTANILLA SORIANO mantuvo estrecha relación con los dos principales líderes de esa estructura criminal HERIBERTO LAZCANO LAZCANO y MIGUEL ÁNGEL TREVIÑO MORALES y antes de ocupar la posición de operador financiero de toda la organización delictiva, fungió como “Contador” de diferentes estados donde los “Zetas”, mantienen presencia, destacando Veracruz, San Luis Potosí y Coahuila.

Los detenidos y lo asegurado son puestos a disposición de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (S.I.E.D.O.).

Como la Procuraduría General de la República (P.G.R.) ha insistido, es fundamental estrangular las finanzas de los grupos delictivos como parte integral de la Estrategia Nacional de combate a la delincuencia organizada.

Con acciones como ésta el Gobierno Federal reitera su compromiso de combatir enérgicamente todas las manifestaciones del crimen organizado, así como la aplicación de la Ley en contra de todos aquellos que vulneren los principios del Estado de Derecho y amenacen la seguridad, estabilidad y confianza de los mexicanos.