- Ordenó el ataque al Casino “Royale” en Monterrey, N.L. donde fallecieron 52 personas.

Lomas de Sotelo, D.F. a 13 de octubre de 2011.- La Secretaría de la Defensa Nacional y la Procuraduría General de la República informan, que en el marco de la Estrategia Integral que el Estado Mexicano implementa en contra del Narcotráfico y la Delincuencia Organizada, a partir del 28 de agosto de 2011 se instrumentó la Operación Regional “Escorpión”.

En esta Operación se definieron cuatro fases para debilitar de manera contundente a las estructuras de mando, financieras, operativas y logísticas de los grupos delincuenciales en los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Con base en ello, se han realizado actividades de búsqueda y recolección de información, inteligencia, planeación y ejecución de operaciones de precisión que durante las tres primeras fases, dieron como resultado lo siguiente:

Mediante la aplicación de los principios de coordinación, concentración de fuerzas y unidad de objetivo, se ha conseguido la liberación de 36 personas que se encontraban privadas de su libertad, la detención de 724 individuos y el aseguramiento de poco más de 27 toneladas y media de mariguana, 1,629 armas, cerca de 199 mil cartuchos de diferentes calibres, 7,500 cargadores para diversas armas, 165 granadas, 870 vehículos, siete millones y medio de pesos  y 910 mil dólares americanos.

De conformidad con el planeamiento de la “Operación Escorpión”, la tercera fase culminó el día de ayer cuando tropas del Ejército Mexicano pertenecientes a la 6/a. Zona Militar, efectuaron una operación de precisión en la ciudad de Saltillo, Coahuila, en la que se logró detener a CARLOS OLIVA CASTILLO (a) “LA RANA”, encargado del grupo criminal “LOS ZETAS”, en los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Considerado además uno de los líderes más importantes de la organización delictiva, sólo por debajo de HERIBERTO LAZCANO LAZCANO (a) “EL LAZCA” y de MIGUEL ÁNGEL TREVIÑO MORALES (a) “EL 40”.

El intenso trabajo de análisis y seguimiento de las organizaciones de narcotráfico, permitió ubicar con exactitud la casa de seguridad donde se encontraba OLIVA CASTILLO, destacando que durante su detención no fue necesario efectuar ningún disparo y se tuvo como premisa en todo momento, salvaguardar la integridad de la población civil, la del personal militar y la vida del detenido. Cabe señalar que por la afectación a la organización delictiva que representaba su captura, los integrantes de este grupo delictivo en Saltillo, intentaron atraer a las tropas del Ejército Mexicano hacia otros puntos, mediante agresiones a las fuerzas de seguridad en diversos lugares de la ciudad, para llevar a cabo un posible rescate, acción que no tuvo éxito.

Tras un cuidadoso traslado, el presunto delincuente fue puesto a disposición de las autoridades correspondientes sin daño alguno y respetando sus derechos humanos, con la finalidad de que responda ante la sociedad de sus actos delictivos.

OLIVA CASTILLO, de 37 años de edad,  inició su carrera delictiva en  el año 2005, en Tamaulipas, bajo las órdenes de JESÚS ENRIQUE REJÓN AGUILAR (a) “MAMITO”, quien estaba a cargo del trasiego de la droga que traficaba la organización criminal a los Estados Unidos de América, cuando aún operaba de manera conjunta con el “CÁRTEL DEL GOLFO”.

En el año 2009, se desempeñó como responsable de la contabilidad de los recursos financieros obtenidos por las actividades ilícitas de EULALIO JUÁREZ CIFUENTES (a) “EL FLACO”, en ese entonces encargado del estado de Nuevo León, por parte de los “ZETAS”.

A principios del 2010, fue designado sucesor de JUÁREZ CIFUENTES, como responsable del Estado de Nuevo León, hasta abril del 2011, fecha en que le delegó las actividades operativas a FRANCISCO MEDINA MEJÍA (a) “EL QUEMADO”, ya que este último es más violento y se requería para hacer frente a las acciones del “CÁRTEL DEL GOLFO” en su empeño de ganar espacios en el estado de Nuevo León.

Actualmente OLIVA CASTILLO era el responsable del trasiego de la droga en la Región Noreste de la República en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, y debido a la confrontación con el “CÁRTEL DEL GOLFO”, estableció su centro de operaciones en la plaza de Saltillo, Coahuila.

Diversos indicios apuntan a que OLIVA CASTILLO, le dio instrucciones a MEDINA MEJÍA para que perpetrará el ataque al casino “ROYALE” en Monterrey, N.L. el 25 de agosto de 2011, en donde lamentablemente fallecieron 52 personas.

El detenido fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público Federal adscrito a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (S.I.E.D.O.), junto con JUAN CARLOS GARZA RODRÍGUEZ (a) “EL JUANILLO”, jefe de su escolta personal y una mujer que se identificó como IRASEMA LÓPEZ GARZA, pareja sentimental del presunto citado narcotraficante, además de dos armas largas, dos armas cortas, un paquete de mariguana con un peso aproximado de cinco kilogramos, dos vehículos (uno de los cuales es blindado), diversos aparatos de comunicación y equipo de cómputo.

De igual forma y como resultado de repeler las agresiones con las que buscaban rescatar al detenido, en dos de estos eventos se aseguraron cuatro armas de fuego,  40 cargadores, 583 cartuchos y cuatros vehículos, lo cual también fue puesto a disposición.

La Procuraduría General de la República, a través del trabajo ministerial que realiza la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (S.I.E.D.O.), informa que se encuentra integrando las siguientes averiguaciones previas que relacionan a CARLOS ALBERTO OLIVA CASTILLO (a) “LA RANA” como probable responsable en la comisión de diversos delitos del orden federal, toda vez que se encuentra identificado como jefe regional de la organización criminal “LOS ZETAS” con operaciones en los estados de Nuevo León y Coahuila.

Dentro de las averiguaciones previas PGR/SIEDO/UEIDCS/514/2010 y PGR/SIEDO/UEIDCS/631/2010 es señalado como el jefe de plaza de Nuevo León y uno de los encargados de brindar seguridad a altos mandos de la referida organización. Por lo que corresponde a la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/149/2011, se menciona como el jefe de contadores de la misma organización criminal y quien recibía diversas cantidades de dinero procedentes de ilícitos.

Asimismo, existe una denuncia anónima, la cual generó el acta circunstanciada PGR/SIEDO/UEIDCS/AC/247/2011, en la cual se recibió una imagen fotográfica que de acuerdo a lo señalado en el anónimo, corresponde a CARLOS ALBERTO OLIVA CASTILLO (a) “COMANDANTE RANA” como encargado de “LOS ZETAS” en las ciudades de Monterrey y Saltillo, señalando también que se le conoce con el nombre de Nazario Mendoza Velázquez.

Además, como parte de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/101/2011 que se integró con motivo de la detención de otros integrantes de la organización delictiva de “LOS ZETAS”, al ser puesto a disposición de la autoridad ministerial federal, EMMANUEL OLIVA CASTILLO, en su declaración ministerial reconoció su parentesco de hermano con “LA RANA”, mismo que ya se encuentra sujeto a proceso penal como probable responsable de la comisión de los delitos de delincuencia organizada y portación de arma de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas  Una vez a disposición de la S.I.E.D.O., CARLOS ALBERTO OLIVA CASTILLO (a) “LA RANA”, junto con JUAN CARLOS GARZA RODRÍGUEZ (a) “EL JUANILLO” e IRASEMA LÓPEZ GARZA, se recabará su declaración ministerial y en términos de ley, se determinará su situación jurídica.

Con acciones como ésta, el Gobierno Federal reitera su compromiso de combatir enérgicamente todas las manifestaciones del crimen organizado de manera irrestricta, así como la aplicación de la ley en contra de quienes vulneren los principios del Estado de Derecho y amenacen la seguridad, estabilidad y confianza de los mexicanos.