Lomas de Sotelo, D.F., a 28 de octubre de 2011.- La Secretaría de la Defensa Nacional informa a la opinión pública que el personal militar continúa apoyando a la población que resultó afectada con motivo de las lluvias ocasionadas por los fenómenos meteorológicos que impactaron los estados de Jalisco, Colima, Tabasco y Quintana Roo.

En el estado de Quintana Roo, el personal militar efectúa recorridos terrestres y aéreos, con el fin de evaluar las probables afectaciones ocasionadas por el paso de “Rina” en dicho estado y atender los llamados de la población que requiera auxilio, actividades en las que participan los elementos que de manera inmediata se desplegaron, así como la cocina comunitaria de la fuerza de apoyo para casos de desastre que se encuentra en alerta.

En virtud de que los daños ocasionados en dicho estado son menores, se ha alojado de manera preventiva en los albergues temporales a las personas que lo han solicitado, a las cuales se les han proporcionado los alimentos y atención médica.

Respecto al estado de Tabasco, continúan desplegados 1,319 efectivos militares, proporcionando la atención y auxilio necesarios para preservar la vida de la población afectada, destacando que se han evacuado a 3,257 personas, se han repartido 30,503 despensas, 32,569 raciones de alimentos calientes a los damnificados, 3,516 litros de agua purificada, 1,881 colchonetas y 1,631 cobertores.

En ese mismo sentido, se han atendido a 2,190 pacientes que requerían atención médica inmediata, a quienes se les proporcionaron 3,409 medicamentos.

Aún y cuando continúan descendiendo los niveles de desfogue y almacenamiento de ríos y presas en esta entidad, el personal militar permanece monitoreando los niveles de dichos cuerpos de agua, con el objeto de atender de manera inmediata cualquier contingencia, habiendo colocado hasta esta fecha 67,415 sacos terreros.

En los estados de Jalisco y Colima para salvaguardar la vida de los afectados se logró evacuar a 2,939 personas que se encontraban damnificadas, se proporcionaron 9,213 raciones calientes, se distribuyeron 900 despensas a las familias, se proporcionaron además 150 cobijas, 15 colchonetas y 1,000 litros de agua purificada, se atendieron 315 consultas médicas y odontológicas; mientras que para lograr la recuperación de los bienes materiales de las personas afectadas se realizó la remoción de 2,244 metros cúbicos de lodo y escombro que se encontraban en el interior de los inmuebles y sobre las calles anegadas, asimismo se retiraron 43 toneladas de basura acumulada.

Con estas acciones, la Secretaría de la Defensa Nacional pone de manifiesto ante el pueblo de México su compromiso indeclinable de salvaguardar el bienestar e integridad de la ciudadanía, mediante la materialización de acciones para atender las necesidades públicas de manera pronta y oportuna.