Lomas de Sotelo, D.F., a 30 de octubre de 2012.- La SEDENA y la CNDH firman “Convenio Especifico de Colaboración” en materia de Derechos Humanos.

La Secretaría de la Defensa Nacional informa a la opinión pública que en esta fecha el C. General GUILLERMO GALVÁN GALVÁN, Secretario de la Defensa Nacional y el C. Doctor RAÚL PLASCENCIA VILLANUEVA, Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, firmaron un CONVENIO ESPECÍFICO DE COLABORACIÓN, con la finalidad de continuar fortaleciendo el respeto a los derechos humanos y las garantías individuales de las personas, durante las actividades que realiza el personal del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos en beneficio de la población en general.

En el presente convenio se fijaron las bases de colaboración entre ambas Dependencias, a fin de conjuntar los esfuerzos y recursos disponibles para materializar programas de capacitación, empleando las ventajas que proporcionan las nuevas tecnologías de la información a través de los sistemas en línea.

Las actividades académicas a desarrollarse entre ambos organismos, son las siguientes:

1. Capacitación del personal militar bajo el empleo de recursos educativos a distancia por medio de internet mediante la implementación de:

Cursos Básicos de Derechos Humanos en Línea.
Conferencias en tiempo real vía internet.

2. Producción de videoconferencias y/o teleconferencias acerca de temas básicos o especializados sobre los Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, enfocados a personal de nuevo ingreso al Instituto Armado.

3. Diplomado sobre “Empleo y Uso de la Fuerza”, para su impartición en las sedes de las doce Regiones Militares en todo el país.

Con lo anterior, la Secretaría de la Defensa Nacional ampliará sus programas y acciones específicas tendientes a la capacitación y profesionalización del personal militar para fortalecer una cultura de respeto y observancia de los Derechos Humanos en todas las actividades que se realizan.

Esta Secretaría de Estado, ratifica su compromiso de continuar fortaleciendo la cultura de respeto a los Derechos Humanos en el personal del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos y así contribuir a crear las condiciones de seguridad necesarias para el desarrollo y el bienestar de la sociedad mexicana.