Lomas de Sotelo, D.F., a 18 de octubre de 2011.- La Secretaría de la Defensa Nacional informa a la opinión pública que en cumplimiento a lo establecido en el artículo 1/o. de la Ley Orgánica del Ejercito y Fuerza Aérea Mexicanos y 38/o. de la Ley General de Protección Civil, coopera con los tres órdenes de gobierno para proporcionar apoyo a la población civil en casos de desastre.

Por lo anterior y con el objeto de reducir las afectaciones destructivas que ocasionó el paso del Huracán “JOVA” por los Estados de Colima y Jalisco, así como la depresión tropical “E” en el estado de Tabasco, personal del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos se encuentra aplicando el Plan DN-III-E en su fase de recuperación, con el objeto de restaurar a las comunidades que se vieron afectadas, orientando el esfuerzo en la reconstrucción y el mejoramiento  de la población civil y su entorno.

Como parte de estas acciones, las tropas han proporcionado los siguientes apoyos:

En los estados de Colima y Jalisco, se encuentran desplegados 707 efectivos militares quienes han evacuado a 2,939 personas, de las cuales 263 se  encuentran alojadas en refugios temporales, durante este apoyo se proporcionaron 7,464 raciones calientes, de igual forma, se brindaron 295 consultas medicas y odontológicas,  además coadyuvando con las autoridades municipales y de protección civil, se realizan actividades de reconocimiento en las áreas afectadas, remoción de lodo, escombro y la colocación de sacos terreros.

En Tabasco 636 elementos castrenses atienden esta emergencia, en las localidades más afectadas entre otras actividades llevaron a cabo la evacuación de 636 personas, entregaron 3,192 despensas  y continúan apoyando a las autoridades locales en la realización de actividades de desazolve, incluyendo el  llenado y colocación de sacos terreros sobre áreas de riesgo de posible desbordamiento.  

Con estas acciones, la Secretaría de la Defensa Nacional pone de manifiesto ante el pueblo de México su compromiso de continuar trabajando para salvaguardar el bienestar e integridad de la ciudadanía, mediante la materialización de acciones para atender las necesidades públicas de manera pronta y oportuna, hasta el total regreso de la población a sus actividades cotidianas.