Torreón, Coah. a 17 de noviembre de 2011.- La Secretaría de la Defensa Nacional a través de la Comandancia de la XI Región Militar, informa a la opinión pública que en el marco de la Estrategia Integral del Estado Mexicano en contra del Narcotráfico y la Delincuencia Organizada y como parte de las acciones implementadas en la operación “Laguna Segura”, para desarticular la estructura de enlace y comunicación de los grupos delincuenciales que tienen presencia en esta demarcación, el día de ayer, tropas del Ejército Mexicano pertenecientes a este mando territorial, aseguraron un sistema de comunicaciones operado por integrantes del grupo criminal “Los Zetas”, empleado para el control y coordinación de sus células y delincuentes, así como para monitorear a las fuerzas de seguridad y evadir a las autoridades en esta Región Lagunera.

Este sistema estaba constituido por:

Una Unidad de Procesamiento Central.
Dos discos duros de gran capacidad de almacenamiento.
Tres repetidoras digitales.
Un equipo de radio base banda digital.
Un radio ICOM de largo alcance de banda aérea (permite la comunicación con aeronaves desde tierra).
Cuatro computadoras portátiles, enlazadas en red.
63 equipos de radio digital.
59 equipos de radio analógicos con múltiples accesorios.
22 equipos de radiotelefonía.
24 teléfonos celulares.
Y documentación diversa.

Este aseguramiento fue como resultado de intensificar las tareas de análisis técnico y la explotación de información, lo que permitió localizar mediante una acción coordinada y sorpresiva el punto conocido como “La Central” en el cual operaba este sistema de comunicaciones, ubicado en la Colonia Residencial La Hacienda, de la Ciudad de Torreón, Coah., en donde además se aseguraron varias dosis de cocaína y se logró la detención de cuatro individuos encargados de su manejo y funcionamiento, entre ellos a quien es considerado responsable de esta red de comunicaciones para el grupo delictivo “Los Zetas” en esta área del país. 

Es preciso señalar que el costo del equipo de este sistema de comunicaciones es de aproximadamente 350,000 dólares americanos, por lo que con este aseguramiento, el Ejército Mexicano imprime un enérgico golpe a las estructuras económica, de enlace y comunicación del citado grupo delincuencial, afectándose la logística de vinculación y conexión que facilitaba la comisión de sus actividades delictivas.

El sistema de comunicaciones, los detenidos y la droga, fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes.

Hechos como este, reafirman la indeclinable decisión del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, por continuar realizando acciones frontales en el marco de la ley y en contra de todas las organizaciones criminales, sin distingo, que mediante la comisión de los delitos más agraviantes, como el tráfico ilegal de drogas, el secuestro o la extorsión, ponen en riesgo la seguridad, salud y tranquilidad de nuestras familias.