La operación se desarrollo en cuatro fases a partir del 28 de agosto y hasta el 31 de octubre de 2011.
Se logró liberar a 130 personas que se encontraban privadas de su libertad y asegurar más de 50 toneladas de mariguana, 3,000 armas de fuego y 381,706 cartuchos.

Monterrey, N. L., a 3 de noviembre de 2011.- La Secretaría de la Defensa Nacional, a través de la Comandancia de la IV Región Militar, informa a la opinión pública que en cumplimiento a las instrucciones del C. Felipe Calderón Hinojosa, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos y Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, dentro de marco de la operación Noreste y con el aumento de 1,500 elementos del Ejército Mexicano en refuerzo de este Mando Territorial, se implementó la Operación Regional “ESCORPIÓN”, durante el periodo comprendido del 28 de agosto al 31 de octubre del presente año. 

La Operación “Escorpión”, se concibió, preparó y condujo con el objeto de debilitar de manera contundente las estructuras de dirección, financiera, operativa y logística de los grupos delictivos que tienen presencia en los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y San Luis Potosí, aplicando con prioridad los principios de coordinación, concentración de fuerzas y unidad de objetivo de manera simultánea y sorpresiva en dichos estados.

La operación se llevó a cabo en cuatro fases, en las que participaron efectivos militares, vehículos y aeronaves, bajo el mando directo del Comandante de la IV Región Militar, realizando actividades de inteligencia, planeación y ejecución de operaciones de precisión, para ejercer presión y hostigamiento a los grupos transgresores de la ley, así como evitar la siembra, cultivo y trasiego de enervantes, además del tráfico ilegal de armas de fuego. 

La primera fase, radicó en la búsqueda y localización de las rutas de trasiego de enervantes y tráfico de armas de fuego, así como la detección de los sitios de alta incidencia en criminalidad y lugares donde pudieran ocultarse los transgresores de la ley, con el fin de acotar la comercialización de drogas y proliferación de armas de fuego en la entidad, lo que permitió dar fuertes golpes al narcotráfico y delincuencia organizada, debilitando contundentemente la operatividad de los grupos delincuenciales que operan en los estados que comprende la jurisdicción de esta Región Militar. 

Como parte de la segunda fase, se logró detener a JONATHAN EMMANUEL ESTRADA PÉREZ (a) “TITA” y TOMÁS BARBOSA SÁNCHEZ (a) “TOMY”, dos de los presuntos participantes en el atentado al casino “Royale” en la ciudad de Monterrey, N.L. el pasado 25 de agosto, donde lamentablemente fallecieron 52 personas.

La tercera fase de dicha operación culminó con la detención de CARLOS OLIVA CASTILLO (a) “LA RANA”, presunto autor intelectual del atentado en el casino “Royale” y uno de los principales líderes del cartel de los Zetas en los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Dentro de la cuarta fase, y con motivo de las agresiones en contra del personal castrense y de la Policía Federal realizadas en el municipio de Vallecillos N.L., las tropas incrementaron sus actividades en citado municipio, deteniendo a integrantes del grupo delictivo los Zetas, destacando la detención de JOSÉ ANDRÉS MÍRELES QUIROZ (a) “EL CHABELO”, jefe de plaza de dicha organización criminal en los municipios de Sabinas Hidalgo, Vallecillos, Agualeguas y Paras, N.L., asegurando además, importantes cantidades de droga y armamento.

De igual forma, se logró detener a AMÉRICO ORLANDO SOTO REYES, (a) “EL JÚNIOR” y SAÚL BECERRA REYES, (a) “EL PELÓN” o “EL CHUECO”, implicados en el ataque al casino “Royale”. 

Por otra parte, en esta operación regional las tropas militares prestaron apoyo a las autoridades civiles en operaciones interinstitucionales, asegurando 419 taxis piratas, se retiraron 1,295 puestos de piratería, se aseguró más de 260 toneladas de productos de contrabando y 370,000 piezas de material apócrifo.

Otra de las acciones llevadas a cabo, fue el apoyo para la depuración de los cuerpos de Seguridad Pública en los municipios de Santa Catarina, Apodaca, Mina, Pesquería, Ciénega de Flores, El Carmen, Hidalgo, Benito Juárez, Linares, Villa Aldama, Zuazua, Cadereyta y Montemorelos, N.L., poniendo a disposición de las autoridades a 454 policías, quienes presuntamente contaban con vínculos con organizaciones delictivas.

Asimismo, en coordinación con los gobiernos estatales y municipales, se está corroborando la presencia de los efectivos reales con que cuentan las dependencias de seguridad pública de los municipios, con el fin de evitar la existencia de policías que cobren sin laborar y así evitar la corrupción. 

Durante las cuatro fases de la Operación “ESCORPIÓN” se liberaron a 130 personas que se encontraban presuntamente privadas de su libertad, destacando el rescate de 61 individuos en el municipio de Piedras Negras, Coah., el pasado 15 de octubre de 2011.

Con estas acciones, se lograron importantes aseguramientos de droga, armamento, vehículos, numerario e implementos utilizados para la comisión de diversos ilícitos; asimismo, se detuvieron a integrantes del crimen organizado, con lo que se afectó su estructura Logística, Financiera, Operativa de Dirección y Control, como a continuación se indica:

Aseguramientos con lo que se afectó su estructura Logística y Financiera.

50 toneladas 32 kilos 640 gramos de mariguana.
18,765 dosis del mismo enervante.
26 kilos 256 gramos de cocaína.
12,417 dosis del mismo alcaloide.
4 kilos 286 gramos de cocaína en piedra.
40,553 dosis de la misma droga.
$11´720,642.00 M.N.
910,001 dólares americanos.

Afectación a su estructura Operativa.

3,099 armas de fuego.
14,272 cargadores para diversas armas.
381,706 cartuchos de diferentes calibres.
345 granadas.
28 lanzagranadas.
7 armas antitanque.
4 cohetes.
40 motocicletas.
49 remolques de diferentes tipos.
9 embarcaciones.
1,355 vehículos de diferentes características (62 blindados).
Una cantidad importante de equipo táctico (uniformes, chalecos antibala, cascos kevlar, fornituras y equipos de comunicación).

Detenciones que afectaron su estructura de Dirección y Control.

Se logró detener y poner a disposición de las autoridades correspondientes a 1093 individuos, entre los cuales se destacan: CARLOS OLIVA CASTILLO (a) “LA RANA”, presuntamente autor intelectual del ataque al Casino “Royale” y uno de los principales líderes del cartel de los “Zetas” en los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas; MARCO GARZA DE LEÓN QUIROGA o JOSÉ ANDRÉS MÍRELES QUIROZ, identificado como (a) “EL CHABELO”, considerado como presunto jefe de plaza de Sabinas Hidalgo, Agualeguas y Paras, N.L. y una parte del estado de Coahuila; JOSÉ GARCÍA CANSINO (a) “EL FURCIO”, presuntamente jefe de la plaza de San Luis Potosí, S.L.P. y JOSÉ ARTURO RODAS VILLEGAS, (a) “EL CATRACHO”, Jefe de las células del cartel de los “Zetas” en el municipio de Cárdenas, S.L.P.
En estas detenciones resaltan las de 17 presuntos implicados en el ataque al casino “Royale”, por quienes la Procuraduría General de la República otorgaba recompensas de hasta 15 millones de pesos.

Es importante señalar que el personal militar que participó en esta operación repelió 75 agresiones armadas de integrantes de la delincuencia organizada en las que lamentablemente fallecieron dos militares, así como 112 agresores, además resultaron heridos 18 efectivos castrenses.

La Secretaría de la Defensa Nacional refrenda su compromiso con el pueblo de México, informando que continuará en forma comprometida y decidida combatiendo enérgicamente todas las manifestaciones del crimen organizado de manera irrestricta, así como la aplicación de la Ley en contra de quienes vulneren los principios del Estado de Derecho y amenacen la seguridad, estabilidad y confianza de los mexicanos.