Lomas de Sotelo, D.F., a 14 de marzo de 2012.- Ejército Mexicano detiene a “El Fabiruchis” presunto jefe de plaza de Nuevo Laredo, Tamps.

La Secretaría de la Defensa Nacional informa a la opinión pública que en el marco de la Estrategia Integral del Estado Mexicano en contra del Narcotráfico y la Delincuencia Organizada y en ampliación al comunicado de prensa difundido esta fecha en el que se informó sobre la agresión armada que repelió el personal militar jurisdiccionado a la 8/a. Zona Militar en el municipio de Nuevo Laredo, Tamps., en donde detuvieron a dos agresores, identificando a uno de ellos como CARLOS ALEJANDRO MARTÍNEZ ESCOBEDO y/o CARLOS ALEJANDRO GUTIÉRREZ ESCOBEDO(a) “El Fabiruchis”.

“El Fabiruchis” manifestó ser presunto integrante del grupo delictivo “Los Zetas” desde el año 2006, organización a la que se adhirió en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamps., de la cual es originario; destacándose rápidamente en esa estructura criminal, por lo que se le nombró jefe de las plazas de los estados de Nayarit y Zacatecas y posteriormente en la plaza de Miguel Alemán, Tamps., para enfrentar a los integrantes del “Cartel del Golfo” de esa localidad; además de haber sido encargado de las plazas de San Fernando, Abasolo, Jiménez y Mante, Tamps., para frenar el avance de los integrantes del mencionado cartel.

MARTÍNEZ ESCOBEDO, es hermano de SALVADOR ALFONSO MARTÍNEZ ESCOBEDO (a) “La Ardilla”, presunto responsable de las fosas clandestinas que fueron localizadas en San Fernando, Tamps.

Por el lugar relevante que ocupaba dentro de la organización delictiva “Los Zetas” y sus acciones violentas, MIGUEL ÁNGEL TREVIÑO MORALES (a) “El 40”, lo designó como jefe de la plaza de Nuevo Laredo, Tamps., en sustitución de GERARDO GUERRA VALDEZ (a) “El Guerra”, quien fue abatido el 1 de marzo del presente año, durante un enfrentamiento con personal militar.

Hechos como éste, reafirman la indeclinable decisión de esta Secretaría del Ejecutivo Federal para continuar realizando acciones frontales en contra de las organizaciones delictivas del narcotráfico atendiendo al justo reclamo de la sociedad mexicana, ratificando el compromiso de garantizar la seguridad que merecen el pueblo de México con estricto apego a la legalidad.