México D.F., a 10 de agosto de 2009.- En el marco de la Estrategia Integral del Combate al Narcotráfico implementado por el Estado Mexicano, se informa que el día 8 del actual, personal militar con sede en Cancún, Quintana Roo, en apoyo de la Procuraduría General de la República, logró la detención de JUAN DANIEL CARRANCO SALAZAR (a) “EL COLOSIO”··Jefe de la organización criminal denominada “Cartel del Golfo”, que opera en el Estado de Quintana Roo. 

En esta acción también se logró la detención de YONIS REYES LÓPEZ y SILVIA ZULEMA HERNÁNDEZ CONTRERAS, esta última realizaba funciones de contadora de la organización delictiva. 

A esas personas les fueron aseguradas 6 armas cortas, alrededor de 1,080 cartuchos útiles, 46 cargadores, 1 paquete con 1 kilogramo de polvo blanco al parecer cocaína, 67 gramos de marihuana, $114,670.00 (ciento catorce mil seiscientos setenta pesos), US 2,071.00 (dos mil setenta y un dólares americanos), 4 vehículos, 1 computadora, equipo de comunicación, así como documentación diversa. 

CARRANCO SALAZAR, oriundo de Nuevo Laredo, Tamaulipas, a partir del año 2002, se involucró con la organización “Cartel del Golfo”, con la que inicialmente se dedicó a transportar droga y posteriormente fue designado por MIGUEL ÁNGEL TREVIÑO MORALES (a) “El 40”, para realizar actividades administrativas dentro de la organización criminal y después fue nombrado administrador de los recursos económicos de la célula delictiva que estaba bajo su cargo.

SE TIENE LA PRESUNCIÓN QUE CARRANCO SALAZAR junto con los hermanos TREVIÑO MORALES, ejecutaron el 29 de noviembre del 2007, en Río Bravo, Tamaulipas, al Lic. JUAN ANTONIO GUAJARDO ANZALDUA ex Diputado Federal y ex presidente municipal de dicho municipio. 

De la misma manera en el año 2008, CARRANCO SALAZAR se integró a la Célula delictiva de OCTAVIO ALMANZA MORALES (a) “El Gori 4” y de SIGIFREDO NÁJERA TALAMANTES (a) “El Canicón”, en el Estado de Nuevo León, con quienes participó en los homicidios del personal militar acaecido en octubre de 2008, así como en las agresiones armadas en contra del Consulado de los Estados Unidos de América y las instalaciones de Televisa en Monterrey, Nuevo León, suscitadas el 12 de octubre del 2008 y el 7 de enero del 2009 respectivamente. 

Por su participación en estos hechos fue designado por los líderes de la organización “Cartel del Golfo” como el encargado de la plaza de Cadereyta, Nuevo León. El 3 de mayo del presente año, la célula que encabezaba sostuvo un enfrentamiento con personal militar, en el Viejo Mezquital Municipio de Apodaca, Nuevo León, del que logró escapar con apoyo de algunos elementos de la Policía Municipal, derivado de este hecho el Gobierno Estatal detuvo y consignó a agentes municipales por brindar protección a la delincuencia organizada. 

Ante tal situación, TREVIÑO MORALES decidió enviar a CARRANCO SALAZAR a Cancún, Quintana Roo, para hacerse cargo de las actividades de la organización “Cartel del Golfo” en esa entidad; posición que ocupaba desde junio del presente año, en sustitución de JUAN MANUEL JURADO ZARZOZA (a) “EL PUMA”, quien fue detenido por personal militar el 13 de junio de 2009, en Cancún, Quintana Roo. 

Una vez que los detenidos y objetos asegurados fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, se inició la averiguación previa correspondiente y se recabó la declaración ministerial de los inculpados. 

Se destaca que CARRANCO SALAZAR al rendir su declaración ministerial reconoció pertenecer a la organización delictiva del “Cártel del Golfo”, desde hace aproximadamente cinco años y trabajar bajo el mando de MIGUEL ANGEL TREVIÑO MORALES, alias “El 40”, asimismo, señaló que este último le instruyó para que se trasladara a la plaza de Cancún, Quintana Roo, para investigar cuál era el motivo por el que no se generaban utilidades por la venta de droga para esa organización delictiva. 

Por lo anterior, el Fiscal de la Federación decretó la retención de los inculpados y solicitó a la autoridad judicial su arraigo, con el objeto de recabar los elementos de prueba necesarios para acreditar su participación en los hechos que se les atribuyen. 

Así, el día de hoy, el Juez Primero Federal Penal Especializado en Cateos, Arraigos e Intervención de Comunicaciones concedió el arraigo por cuarenta días en contra de los inculpados, lo que permitirá continuar con el perfeccionamiento de la indagatoria. 

Con acciones como esta el gobierno Federal reitera su compromiso de combatir enérgicamente todas las manifestaciones del crimen organizado, así como la aplicación de la Ley en contra de quienes vulneren los principios del Estado de Derecho y amenacen la seguridad, estabilidad y confianza de los mexicanos.