Ciudadano Licenciado JESÚS REYNA GARCÍA, Gobernador Interino del Estado de Michoacán.

Diputado FIDEL CALDERÓN TORREBLANCA, Presidente de la Mesa Directiva de la septuagésima segunda legislatura del Congreso del Estado.

Magistrado JUAN ANTONIO MAGAÑA DE LA MORA, Presidente del Supremo Tribunal de Justicia de esta Entidad Federativa.

Licenciado FERNANDO CANO OCHOA, encargado del despacho de la Secretaría de Gobierno del estado de Michoacán.

Profesor WILFRIDO LÁZARO MEDINA, Presidente Municipal de Morelia.

Doctor SALVADOR JARA GUERRERO, Rector de la Universidad Michoacana de san Nicolás de Hidalgo.

Distinguidos Integrantes del Honorable Cabildo Municipal de Morelia.

Invitados que nos acompañan;

Compañeros de armas;

Muy buenos días.

El día de hoy en que los mexicanos celebramos el aniversario de la fundación de la ciudad de Morelia, ─patrimonio cultural de la humanidad─, representa un gran honor, en mi calidad de Secretario de la Defensa Nacional, dirigirme a tan distinguido auditorio.

Compartimos con todos ustedes, el júbilo de esta fecha. Enhorabuena por sus primeros 472 años de prominente existencia.

Como parte de esta celebración, desde hace 71 años cada 18 de mayo, la ciudad de Morelia entrega la condecoración “PRESEA GENERALÍSIMO MORELOS” a personas e instituciones. Hoy, corresponde recibir esta gran distinción al Ejército Mexicano.

Agradezco en nombre de las mujeres y hombres que formamos parte de la Fuerza Armada de tierra del país la deferencia de haber sido elegidos merecedores de esta elevada presea.

Distinciones de tal naturaleza, son reconocimiento al quehacer diario y permanente de los miles de soldados empeñados en asegurar la tranquilidad de las familias de México, y simbolizan a la vez, un incentivo moral que impulsa su actuar.

Será muy satisfactorio compartir esta significativa presea con cada uno de los Generales, Jefes, Oficiales, Cadetes, Clases y Soldados que integramos el Ejército de México. El Ejército de los mexicanos.

Son ellos los destinatarios de esta condecoración, pues con su esfuerzo, entrega y dedicación, hacen posible el cumplimiento de las misiones sustantivas que son de nuestra encomienda.

A 100 años de creación del actual ejército; a 100 años de lealtad institucional, esta expresión es muestra indiscutible de la confianza que la sociedad de Michoacán y en particular de esta ciudad ha depositado en nosotros.

Morelia es urbe de trascendental historia; cuna ideológica y lugar del génesis del movimiento de independencia. Destaca que, en 1810 el cura MIGUEL HIDALGO Y COSTILLA aquí en esta capital, emitió el primer bando para abolir la esclavitud; otorgándole con este hecho a su ciudad y estado, un lugar de especial significado en el pretérito y presente nacional.

En esta entidad también, con su pensamiento, el Generalísimo JOSÉ MARÍA MORELOS Y PAVÓN, destacado insurgente, ideólogo y estadista, cimentó las bases del incipiente Estado mexicano.

Fue la memoria del alcance de su obra, lo que impulsó al honorable congreso de Michoacán a aprobar la creación de la condecoración “GENERALÍSIMO MORELOS”, el 7 de mayo de 1942, que gentilmente hoy se otorga al instituto armado de tierra.

Gran honra que, nos brinda sobrados motivos para sentirnos profundamente enaltecidos; pues es un gesto fraterno que representa el sólido entendimiento y cooperación entre el pueblo michoacano y el personal militar que despliega en el estado.

Contexto que coadyuva sustancialmente a la sociedad michoacana, autoridades y sus fuerzas armadas, a cerrar filas para afrontar la sensible problemática en la entidad en el logro de un “México en paz”, premisa del Gobierno de la República.

Esta coyuntura, que muestra grupos de delincuentes violentando la ley, impulsa al Ciudadano Presidente de la República, Licenciado ENRIQUE PEÑA NIETO, nuestro Comandante Supremo, a instruirnos para brindar apoyo a las autoridades locales y estatales, con acciones sólidas y contundentes que protejan a la población, le den certeza y tranquilidad.

Tareas que desarrollamos con la inteligencia que generan las instancias del Estado, empleando la fuerza y pasión institucional necesarias, en coordinación y cooperación con los órganos públicos de las tres instancias de gobierno; siempre cumpliendo los preceptos legales y respetando irrestrictamente los derechos humanos.

Todos deseamos un mejor país. México y Michoacán merecen estar mejor. Estamos poniendo todo nuestro empeño, y lo lograremos. Ningún esfuerzo será demasiado, cuando se trata de preservar el clima de paz y seguridad que merecemos los mexicanos.

Esta indiscutible pasión de servir nos motiva a entregar permanentemente nuestras máximas capacidades y voluntad. Cada mujer y hombre que porta con honor y lealtad el uniforme de la patria, asume como su más elevado deber, el destino de servir a sus conciudadanos, en el sitio que se le demande.

La razón principal de nuestro afán son todos los mexicanos de bien, la niñez y juventud que constituyen la gran esperanza de México.

Amable auditorio:

Lo expresado me otorga el ánimo propicio para recibir con honra la condecoración “Presea Generalísimo Morelos”, que este cabildo ─en sesión solemne─ otorga el día de hoy a su Ejército.

La divisa que hoy recibimos, representa un gran estímulo que nos fortalece y anima sustancialmente, en nuestra labor cotidiana.

Las Fuerzas Armadas del México moderno, están llevando a cabo un proceso de reingeniería y transformación, en aras de coadyuvar en el logro de un “Estado eficaz para una democracia de resultados”.

Agradecemos a las autoridades locales, a la comisión evaluadora de preseas municipales y a la sociedad moreliana en su conjunto, este reconocimiento al Ejército en su centenario de lealtad institucional, que representa aprecios recíprocos, hermana voluntades para seguir avanzando y consolida propósitos comunes.

Cohesionados y con unidad de objetivo, seguiremos por el sendero que nos guía a ese futuro esperanzador que anhelamos y por el cual trabajamos –ustedes y nosotros–todos los días.

Tenemos voluntad, impulso y pasión para participar en el desarrollo y seguridad de todos.

Que Michoacán y la República toda, sepan y estén ciertos, que siempre tendrán en los soldados de tierra, mar y aire, a mujeres y hombres disciplinados, capaces y dispuestos a dar todo por México.

En ese vértice concurren nuestros ideales por el engrandecimiento del país.

Los michoacanos bien lo merecen. 

Muchas gracias.