Dobla el tambor, toca el clarín
cuando aparece mí querido pabellón,
con su color y su esplendor,
se regocija mi orgulloso corazón.
 
Bajo el crecí y así aprendí
para servir mucho mejor a mi nación
bajo el emblema de mi escuela
escuela militar de transmisiones.
 
Soldados, cadetes, valientes,
oficiales que siempre forjó
veneran su nombre y su gloria,
por lo grande y por lo que nos dio,
 
Tu consigna es seguir adelante,
con la fe que nos dio tu saber,
así en la paz y en la contienda,
siempre estarás presente tú,
escuela militar de transmisiones.
 
Dobla el tambor, toca el clarín
cuando aparece mí querido pabellón,
con su color y su esplendor,
se regocija mi orgulloso corazón,
 
Bajo el crecí y así aprendí
para servir mucho mejor a mi nación
bajo el emblema de mi escuela
escuela militar de transmisiones.

Regresar a Escuela Militar de Transmisiones: