El 6 de enero de 1994, elementos del Ejército Mexicano en la comunidad de Morelia, municipio de Altamirano, Chis., detuvieron a 32 civiles, quienes fueron puestos a disposición el mismo día antes el Agente del Ministerio Público de la Federación con residencia en Comitán, Chis. 

El Centro Potosino de Derechos Humanos, denunció la desaparición de Severiano Santiz Gómez, Sebastián Santiz López y Hermelindo Santiz Gómez, así como el hallazgo de restos óseos. 

El 16 de Octubre de 1996, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, publicó su informe número 48/97, recomendando: realizar una investigación de los hechos a través de un fiscal especial; ejercer acción penal contra los presuntos responsables; cubrir indemnización; y reglamentar la cumplimentación de las resoluciones de los órganos internacionales en materia de Derechos Humanos.

La Procuraduría General de Justicia Militar Inició la averiguación previa No.33ZM/04/994-E, por la localización de los restos óseos, determinando su archivo con las reservas de ley, por no acreditarse infracción a la disciplina militar. 

http://www.cidh.org/annualrep/96span/Mexico11411.htm