Con la firma de un convenio entre estas dependencias ahora se cubrirán las necesidades de vivienda de mujeres y hombres productores de zonas rurales y periurbanas con actividad agropecuaria.

A través de créditos de la CONAVI y el FONHAPO, en lugares de alta y muy alta marginación 158 mil familias beneficiarias del proyecto estratégico para la seguridad alimentaria podrán acceder a la estrategia “Un Cuarto Más”.

Asi mismo, para fomentar la autoproducción agropecuaria entre los beneficiarios de programas sociales se dotará de 40 mil huertos familiares, que tienen un importante valor social entre sus participantes, porque favorece la creación de nuevas relaciones y se mejora la calidad de vida mediante su actividad.

La perspectiva de género también tendrá una participación fundamental con acciones de certeza jurídica y la propiedad que impulsa la SEDATU para que las mujeres de las zonas rurales agrícolas potencialicen su desarrollo y se integren en procesos productivos y de comercialización.