• Participaron representantes de las 32 delegaciones de la SEDATU en el país

Con la finalidad de impulsar la cultura de la transparencia, rendición de cuentas y el combate a la corrupción, las Secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) y de la Función Pública (SFP), impartieron el curso “Promoción y Operación de la Contraloría Social”.

Participaron representantes de las 32 delegaciones de la SEDATU en todo el país, encargados de vigilar la correcta aplicación y uso de los recursos en los programas de Vivienda Digna y Vivienda Rural del país.

En las instalaciones del Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO), se llevó a cabo esta reunión de carácter nacional con integrantes de los Comités de Contraloría Social de las delegaciones de SEDATU, con el propósito de exponer y compartir de manera detallada opiniones, consideraciones, dudas y responsabilidades de la obra objeto de los programas; verificar el cumplimiento de las metas establecidas, así como la correcta aplicación de los recursos públicos asignados, los cuales están asentados en la Guía Operativa 2015.

Al clausurar el curso, Ángel Islava Tamayo, director general del Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO), destacó las actividades de contraloría social que desarrollan todas las delegaciones de la SEDATU en el país, para dar seguimiento a las propuestas y denuncias que hacen los beneficiarios de los programas de vivienda popular.

“Desde el inicio de esta administración que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto, se puso en marcha una nueva forma de operar, de hacer las cosas, impulsando precisamente una política de transparencia en cuanto a la aplicación de los recursos que otorga este Fideicomiso, vigilando que el beneficio de las viviendas que se entregan llegue a quien verdaderamente lo necesita, personas de carne y hueso, con nombre y apellido”, subrayó.

“Ustedes son nuestros ojos, nuestras manos, nuestro cerebro en los estados que representan y lo único que nosotros estamos buscando es que el recurso que dispensamos le llegue a las personas que les debe llegar.
Esa fue la instrucción que dio el Presidente Enrique Peña”, dijo Islava Tamayo a los representantes de los Comités de las delegaciones de SEDATU de todo el país.

La titular de la Coordinación de Calidad, Enlace y Transparencia Institucional del FONHAPO, Norma Angélica Ortiz León, subrayó a su vez la importancia de participar en este tipo de ejercicios, “con lo que se abre un puente de comunicación para fortalecer las políticas de transparencia implementadas por el gobierno federal a través de instituciones como la SEDATU-FONHAPO”.

El curso fue impartido por Guadalupe Gutiérrez y Carlos Miranda, de la Secretaría de la Función Pública. Se expusieron los principios y objetivos que rigen a los Comités de Controlaría Social de la federación, integrados por ciudadanos que cumplen con la función de enlace entre las instancias ejecutoras de vivienda y los propios beneficiarios.

En ese marco, se precisó que los Comités de Contraloría Social son el mecanismo de los beneficiarios por el cual, de manera organizada, verifican el cumplimiento de las metas comprometidas y la correcta aplicación de los recursos públicos asignados a los programas de vivienda.

La labor de supervisión que realizan estos organismos es de gran importancia, en tanto que contribuye a garantizar la oportunidad, la calidad y transparencia de las acciones de vivienda realizadas a través de los programas Vivienda Digna y Vivienda Rural.

Cabe señalar que el Gobierno de la República, a través de las delegaciones de la SEDATU y el FONHAPO, tiene la responsabilidad de promover los objetivos de la Contraloría Social en los programas Vivienda Digna y Vivienda Rural contenidos en la Guía Operativa, para que los servidores públicos de las representaciones federales y de las instancias ejecutoras de dichos programas, conozcan la metodología para llevar a cabo las distintas acciones que implica la promoción de la Contraloría Social.