En el marco del Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y Protección de la Economía Familiar, ahora los diversos sectores involucrados en el desarrollo de vivienda unieron esfuerzos para elevar la calidad de vida de las y los mexicanos.

Debido a que el tener acceso a una vivienda digna es un derecho constitucional, ahora de la mano del Gobierno de la República, los gobiernos estatales, municipales, los organismos de vivienda, los desarrolladores,  los empresarios y la banca comercial, firmaron los Compromisos del Sector Vivienda.

Como nunca antes, se fortalecerá a la vivienda como un instrumento de inclusión social.

Uno de los principales objetivos es contribuir a la erradicación de la pobreza, por lo que se atenderá de manera prioritaria a los sectores más vulnerables de la población.

Por ello, mediante la dicha firma de los Compromisos, ahora las y los mexicanos de menor ingreso y las beneficiarias de Prospera, Programa de Inclusión Social tendrán acceso a subsidios y a créditos, y se atenderá a este sector que percibe entre 1 y 2.6 salarios mínimos.

Además, seguirán y se ampliarán los subsidios a la vivienda para los jóvenes de hasta 29 años, se fortalecerán los criterios de accesibilidad e inclusión con la asignación de apoyos para personas con discapacidad y se consolidará el enfoque de género, al apoyar principalmente a las mujeres jefas de familia y a las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar.

También se acordó no aumentar las tasas de interés de los créditos hipotecarios que ya han sido contratados con el INFONAVIT y el FOVISSSTE, como parte de las acciones para proteger la economía familiar.

Y como parte de la nueva Política Nacional de Vivienda se mantendrá y reforzará la construcción de nueva vivienda cerca de los servicios y de las fuentes de trabajo.

Cabe destacar que gracias a las acciones contenidas en esta Política ahora 2.1 millones de viviendas que no tenían drenaje ya cuentan con este servicio; además de que 1.3 millones de hogares cuentan con al menos dos cuartos, y 1.1 millones de hogares tienen acceso a agua potable.