En los primeros tres años de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, el rezago habitacional en México se redujo 7.5 por ciento, al pasar de 9.7 a 8.9 millones de viviendas, informó SEDATU, en el marco de la ceremonia de entrega de los Premios Nacionales de Vivienda, de Desarrollo Urbano y Desarrollo Regional, así como la presentación del Cierre del Programa de Consolidación de las Reservas Urbanas 2015.

Además, precisó que más de 2.3 millones de personas han sido beneficiadas con una solución habitacional a través del Programa de Subsidio a la Vivienda, apoyando así a la población de jóvenes y adultos mayores con más 232 millones de subsidios que representan 36 por ciento más que en épocas anteriores.

Como parte de estas acciones, emprendidas como parte de la nueva Política Nacional de Vivienda, durante 2014 y 2015 se construyeron 12 mil 885 acciones de vivienda social vertical, 52 proyectos que beneficiaron a casi 50 mil personas, con una inversión federal de 272 millones de pesos en 15 diferentes entidades federativas.

Además, por cada acción de vivienda vertical el Gobierno de la República ahorra 25 mil 982 pesos al año; cada hogar beneficiado ahorra 11 mil 181 pesos y se mitigan 440 mil toneladas de monóxido de carbono.

Con lo anterior, el Gobierno contribuye a la consolidación de  ciudades compactas, seguras, productivas, competitivas, incluyentes, sustentables que garanticen la movilidad urbana elevando la calidad de vida de los habitantes, a través del subsidio federal destinado a la adquisición del subsuelo para la edificación de vivienda social vertical.