En lo que va del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto se ha realizado en los municipios con mayor precariedad de Tamaulipas un total de 56 mil 450 acciones de vivienda, de las cuales 1,100 han sido casas nuevas y 4,350 ampliaciones y mejoramientos en apoyo a igual número de escasos recursos representando una inversión de 148 millones 525.5 mil pesos a través del Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares (FONHAPO).

La gente que habita en las viviendas de FONHAPO cuentan con un antes y un después que le cambia el horizonte y las condiciones de vidas a madres, padres e hijos, renovando la esperanza de vida de las familias. Son viviendas con dos cuartos, sala-comedor y baño integrado construidas con materiales competitivos, de calidad igual a los del mercado; comenzando desde la ubicación del suelo donde se van a levantar las casas.

Con cada vivienda, con cada acción las familias superan en los hechos el hacinamiento y la carencia absoluta o relativa de vivienda. Con el combate sostenido a la marginación y pobreza patrimonial se han beneficiado más de 22 mil tamaulipecos.

Las casas se construyen pensando en la seguridad física y la prevención de riesgos ante desastres, como también prever que la vivienda a construir cuente con certidumbre jurídica, que se ubique en zonas de integración urbana para  que las familias accedan a servicios, a mejores opciones de movilidad, transporte y por supuesto, a la seguridad pública.