El sector de la vivienda se ha convertido en uno de los principales sectores de la economía del país, ya que representa 14.1 por ciento de la producción de bienes y servicios del país, y emplea a 3 millones de personas, es decir, 7.3 por ciento de la población ocupada del país.

Desde la perspectiva de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, esto se debe a la aprobación de las reformas estructurales que ha impulsado el Gobierno de la República, así como a las metas y objetivos trazados desde el inicio de la presente administración en la Política Nacional de Vivienda.

“Esto ha permitido que la vivienda sea hoy uno de los rubros que en este contexto internacional complicado se consolide y que impulse el crecimiento económico, así como la generación de empleos”, destacó la SEDATU.  

Agregó que gracias a estas reformas, en particular a la Reforma Financiera, “hoy es posible que más mexicanos tengan acceso a mayores créditos y en mejores condiciones”.

Al hacer un balance en materia de vivienda durante 2015, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano afirmó que de acuerdo con el IMSS el empleo formal en la construcción lleva 25 meses de crecimiento, mientras que la inversión en la construcción residencial ha ido en aumento durante 17 meses de manera ininterrumpida. 

Afirmó que como resultado de la reforma financiera existe movilidad hipotecaria, con lo cual los ciudadanos pueden cambiar de intermediario financiero sin mayores gastos que afecten a la economía familiar, y añadió que en total se han colocado 1 millón 140 mil créditos hipotecarios para casas nuevas, usadas o para su remodelación.

Señaló que como parte de la nueva Política Nacional de Vivienda, las acciones del Gobierno de la República están encaminadas a llegar a la población más desprotegida que vive en comunidades de alta y muy alta marginación mediante el otorgamiento de créditos  y subsidios a su alcance.