Los gobiernos de México y Francia llevan a cabo el proyecto de “Ciudad Sustentable Campeche”,  mediante el cual se trabajará en diversas localidades del estado para la consolidación urbana y habitacional a través del rescate de espacios públicos, la inclusión de vivienda, dotación de infraestructura, de equipamiento urbano, movilidad urbana sustentable e iniciativas de regeneración del tejido social.

Entre las acciones generales harán obras para introducir y mejorar infraestructura básica y complementaria, y se construirán y rehabilitarán vialidades en la entidad que mejoren la accesibilidad, la conectividad y la seguridad de los peatones, ciclistas  y de los usuarios del transporte público.

También se realizarán acciones para la ampliación y el mejoramiento de las viviendas, a través del programa “Un Cuarto Más”, y la implementación del Programa Especial de Cambio Climático 2014-2018, el cual se compromete al cuidado del medio ambiente, así como a la adaptación y la mitigación del cambio climático, y como parte de sus estrategias se promueve el uso de captadores de agua, estufas ahorradoras de leña, sanitarios ecológicos en las viviendas ubicadas en zonas de marginación y pobreza.   

Además, se contempla la protección, conservación y revitalización de los sitios históricos, y se dotará de una mejor infraestructura para que la ciudad de San Francisco, en Campeche, cuente con sistemas modernos de agua potable y alumbrado público, así como la rehabilitación y la habilitación de plazas comunitarias, quioscos, parques y jardines, espacios deportivos, banquetas, entre otros.

Esta cooperación franco-mexicana también tendrá el apoyo de ocho dependencias mexicanas, entre las que están las secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, de Energía, de Economía, de Gobernación y del Medio Ambiente y Recursos Naturales, así como de la Comisión Nacional de Vivienda, del Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores  y de la Comisión Nacional del Agua.

Con esta visión de “Ciudad Sustentable Campeche” se proyecta al estado no solo hacia México, sino hacia el mundo; para ello, la SEDATU construye una guía de intervención y de desarrollo urbano que es un ejemplo para muchas ciudades del país que hoy no tienen los problemas de las grandes metrópolis y que pueden lograr una expansión ordenada, con una visión sustentable, un desarrollo armónico, equilibrado e incluyente.