¿Sabes qué tienen en común ciudades como Cajeme, Cancún y Ciudad Acuña? Muy sencillo: Tal vez no las conozcas, pero son las ciudades más prósperas de México, de acuerdo con el Índice de Ciudades Prósperas 2016, elaborado de manera conjunta entre ONU-Hábitat y el Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU).

Este índice, que se elabora por primera ocasión en México, fue presentado durante la Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sustentable Hábitat III, que llegó a su fin este jueves 20 de octubre en Quito, Ecuador.

El estudio analiza los 152 municipios donde hubo una mayor originación de créditos por parte del INFONAVIT a lo largo de 2014, así como las 16 delegaciones de la Ciudad de México.

El índice analiza a las ciudades mexicanas a partir de seis criterios: productividad, infraestructura de desarrollo, calidad de vida, equidad e inclusión social, sostenibilidad ambiental, así como gobernanza y legislación urbana.

Después se agruparon las ciudades en chicas, medianas y grandes, con los siguientes resultados:

Las cinco ciudades pequeñas más prósperas de nuestro país son: Tula de Allende, Hidalgo; Guanajuato, Guanajuato; Tala, Jalisco; Colima, Colima y Campeche, Campeche.

Entre las medias se encuentran: Pachuca, Hidalgo; Cancún, Quintana Roo; Oaxaca, Oaxaca; Hermosillo, Sonora y Chihuahua, Chihuahua.

Y en el grupo de ciudades grandes se mencionan a: Guadalajara, Jalisco; Monterrey, Nuevo León; Culiacán, Sinaloa, y Tijuana y Mexicali, ambas en Baja California.

Ahora bien. Ya juntando a las tres categorías ¿cuáles son las diez ciudades más prósperas de México? La lista se compone de la siguiente manera:

  • Cajeme, Sonora.
  • Cancún, Quintana Roo.
  • Ciudad Acuña, Coahuila.
  • Guadalajara, Jalisco.
  • La Paz, Baja California.
  • Tepic, Nayarit.
  • Uruapan, Michoacán.
  • Nogales, Sonora.
  • Y en el décimo puesto hay un empate entre Playa del Carmen, Quintana Roo, y San Miguel de Allende, Guanajuato.

Gracias a este proyecto, será más fácil identificar las necesidades de infraestructura en ciudades, municipios y estados de nuestro país, a fin de poner en práctica acciones precisas que generen prosperidad y beneficien a la población mexicana.

O dicho en sus propias palabras: “El índice nos hará ver el comportamiento del bienestar en nuestras ciudades a lo largo del tiempo. Sabremos si las decisiones de los gobiernos municipales crean oportunidades para alentar la productividad, si mejoran el medio ambiente, si reducen las brechas de desigualdad y la exclusión, si construyen infraestructura pertinente y si generan las condiciones normativas e institucionales adecuadas para generar prosperidad”.