El Programa de Rescate de Espacios Públicos, que dirige la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), busca prevenir los delitos y la violencia en las ciudades, a la vez de que promueve la cohesión social y la convivencia familiar.

Para su instrumentación, es fundamental la participación de los ciudadanos organizados que en grupo prioricen sus necesidades y propongan ideas innovadoras que ayuden a que niñas, niños y jóvenes tengan mejores espacios para su desarrollo, y contribuir con su propia historia de éxito.

Prueba de este esfuerzo son las obras inauguradas recientemente en Pátzcuaro, Michoacán, donde se invirtieron 3.6 millones de pesos en la recuperación de espacios públicos y acciones de salud, en beneficio de más de 6 mil personas.

Además, con recursos del Programa Hábitat, se construyeron la calle María Guadalupe Álvarez Flores, con una inversión federal de 2.4 millones de pesos también, y la calle Integral Eréndira de la colonia Vasco de Quiroga, en la cual se erogaron 3.5 millones de pesos, para 2.7 km cuadrados de pavimento mixto, concreto hidráulico y empedrado ahogado.

Con todo este trabajo coordinado se demuestra que unidos, la sociedad y el Gobierno de la República, se puede avanzar en  elevar la calidad de vida de los mexicanos.