A pesar del recorte presupuestal que se plantea por la difícil situación económica que vive el país, el Gobierno de la República busca, a través de esta medida, y como parte de su nueva Política Nacional de Vivienda abatir los rezagos en la materia, por lo cual el subsidio para la vivienda nueva sigue siendo uno de los aspectos fundamentales, por lo que se busca que no disminuya para 2016.

Este anuncio se dio en el marco de la presentación del Procedimiento Aleatorio para el Otorgamiento de Créditos Tradicionales 2016 dirigidos a los trabajadores de la administración pública federal, afiliados al ISSSTE.

Como parte de la nueva Política Nacional de Vivienda, hoy en día la demanda se ha diversificado. Ahora los trabajadores requieren otro tipo de productos, como es el acceso a la vivienda usada, créditos diversificados que permitan a todos hacer uso de este derecho que la Constitución mandata, demandas que ya son atendidas por el FOVISSSTE y el ISSSTE con una visión de igualdad.

Por citar un ejemplo, 60 por ciento de los acreditados de FOVISSSTE son mujeres, quienes ya cuentan con un patrimonio y herencia para los hijos y las hijas.

Adicionalmente, el Gobierno de la República trabaja en esquemas de recuperación de unidades habitacionales, mediante los cuales se busca resolver que haya “viviendas con personas y que no existan personas sin viviendas, como parte de esta visión social y una política incluyente y moderna.

De acuerdo con el FOVISSSTE en 2016 se otorgarán 119 mil 750 créditos como parte del Presupuesto, que asciende a 52 mil 614 millones de pesos.