Washington, D.C.- Como parte de la Nueva Política Nacional de Vivienda emprendida por el Presidente Enrique Peña Nieto, una delegación encabezada por la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), compartió ante representantes de organismos internacionales, la experiencia de México en el proyecto de “Ciudades Seguras para las Mujeres”, encaminada a proteger de la violencia y del hacinamiento a las mujeres y a la niñas mexicanas.

En una gira de trabajo por Washington se expuso que acciones como “Ciudades para las Mujeres” y un “Cuarto Adicional” o denominado también “Cuarto Rosa”, forman parte de la política de una vida libre de violencia que instrumenta el Gobierno de México.

Un ejemplo de estas acciones es que actualmente en Tlapa, Guerrero, funciona la primera “Ciudad de las Mujeres”, la cual atiende a más de 17 mil mujeres indígenas de las zonas más pobres de la región. Ahí se desarrollan diversas actividades educativas, sociales, de salud y productivas.

Y se espera que en 2016 se desarrollen dos nuevos proyectos: en el municipio de Múgica, Michoacán y en Gómez Palacio, Durango.

Esta iniciativa forma parte además del proyecto “Ciudades Seguras para las Mujeres”, que cuenta con servicios en distintos rubros: atención a la violencia de género, con tratamiento psicológico, así como asesoría y acompañamiento legal; en cuidado infantil, con espacios seguros en áreas de juegos y recreación, al igual que contarán con personal especializado para atender a las y los hijos de las usuarias; y, en el caso de los adolescentes, también se brindarán actividades de sensibilización, asesoría académica, de atención sicológica, capacitación y talleres deportivos, lúdicos y culturales.

Precisamente, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres, que se celebra este miércoles 25 de noviembre, toda relevancia este tipo de programas que buscan construir un lugar seguro, con servicios especializados, en el que se respeten los derechos humanos y de las culturas indígenas, para que las mujeres y sus hijas se sientan cómodas y acudan para su bienestar y desarrollo personal.

Como parte de esta gira la delegación mexicana sostuvo encuentros bilaterales con representantes del Banco Interamericano de Desarrollo, del Banco Mundial, del Departamento estadounidense de Vivienda y Desarrollo Urbano y de la financiera Fannie Mae, a quienes se les compartió experiencias sobre este tipo de iniciativas que forman parte de la política pública de construir ciudades seguras, sustentables e incluyentes.