• Colaboró en el diseño y pilotaje del Modelo de Intervención Sociourbana en la comunidad de La Campana, en Monterrey
• Una vez que el piloto haya sido evaluado, se propone escalar el modelo a nivel nacional

Durante el Seminario Internacional sobre Pobreza Urbana celebrado en la Universidad Autónoma de Nuevo León, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) informó sobre su participación en el nuevo Modelo de Intervención Sociourbana para mejorar la calidad de vida en las ciudades y prevenir la violencia y la delincuencia.

La SEDATU colaboró en el diseño y pilotaje de este modelo en la comunidad de La Campana, en Monterrey, Nuevo León. Una vez que el piloto haya sido evaluado, se plantea escalar el modelo a nivel nacional.

Este modelo parte del trabajo realizado en la Comisión Intersecretarial para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia y el Comité Técnico, integrado por las secretarías de Gobernación (SEGOB), Desarrollo Social (SEDESOL) y SEDATU.

Su objetivo es mejorar las condiciones físicas y sociales de barrios que presentan una concentración de pobreza, precariedad de las viviendas y el entorno, además de riesgos sociales que los hacen vulnerables al fenómeno de la violencia.

El subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la SEDATU, Alejandro Nieto Enríquez, junto con el subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la SEDESOL, Juan Carlos Lastiri, y la encargada de la subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana de la SEGOB, Eunice Rendón, presentaron el modelo en el marco del Seminario Internacional sobre Pobreza Urbana.

Nieto Enríquez también participó como conferencista en el panel “El reto de la gestión urbana para promover ciudades resilientes, incluyente y generadoras de empleos”. Compartió el foro con Arup Banerji, director de Protección Social y Empleo del Banco Mundial (BM), y el vice alcalde de Porto Alegre, Brasil, Sebastian Melo.

En su presentación, el subsecretario de la SEDATU subrayó la necesidad de incorporar un enfoque territorial a las políticas de combate a la pobreza, que si bien han evolucionado favorablemente durante las últimas décadas, aún requieren fortalecerse para lograr la inclusión social de todos los mexicanos.

También propuso utilizar el modelo de lectura funcional del territorio elaborado por la SEDATU para detonar el desarrollo regional del país, identificando aquellas ciudades que son estratégicas por su fuerte vinculación con localidades más pequeñas e incluso rurales.

Indicó que la disparidad económica y social que se expresa entre las regiones de México, hacen necesario el diseño de estrategias diferenciadas para atender los principales retos y aprovechar las oportunidades de cada región.

El Seminario Internacional sobre Pobreza Urbana es un espacio de diálogo para identificar los instrumentos y actores institucionales necesarios para el diseño e implementación de una estrategia nacional de atención a la pobreza, a través de la inclusión al ejercicio efectivo de los derechos sociales de la población.

Se enmarca en los acuerdos firmados en noviembre de 2014 entre el Banco Mundial y el Gobierno de la República, para la implantación del Sistema de Protección Social de México, cuyo objetivo es el desarrollo de nuevas tecnologías y políticas que permitan una mejor planificación de las intervenciones sociales y productivas sobre la base de las necesidades de la población, así como para mejorar la eficiencia y eficacia del gasto público.