En coordinación con el Congreso de la Unión, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, trabaja en la elaboración de una ley que contenga elementos de resiliencia, de prevención de riesgos y de gobernanza metropolitana.

Dicha iniciativa tiene como objetivo evitar el fenómeno del crecimiento desordenado y de asentamientos irregulares que se construyen en zonas de riesgo.

Con esta iniciativa, el Gobierno de la República avanza en la consolidación de la nueva Política Nacional de Vivienda, que consiste en construir hogares que cubran todas las necesidades de las y los mexicanos.